Omicrono, la tecnología de El Español

A pesar de lo que muchos han afirmado, Paint no ha muerto. No obstante, aquí os traemos unas alternativas.

Hace muy poco hubo una confusión y se pensó que Microsoft iba a dar de baja ya al mítico Paint, un programa que nos ha acompañado a lo largo de 32 años. Y no es poco. La realidad era que simplemente no iba a venir preinstalado, pero que si queríamos, lo podríamos adquirir en la tienda de forma gratuita.

Y es que, a pesar de que es un programa muy sencillo, y de que se podría pensar que es para niños, Paint es mucho más que eso. Y, de hecho, se han hecho obras de arte realmente buenas con él.

Paint.NET

Paint.NET es muy familiar al MS Paint original. Por ello, es muy sencillo de usar: está todo bien organizado y se parece mucho a Paint. No obstante, tiene más herramientas que el programa para dibujar característico de Windows.

Comenzó como un proyecto escolar en 2004, aunque a día de hoy se trata de un producto mucho más maduro. Te permite incluso trabajar por capas, como en Photoshop, algo que se ha echado siempre muchísimo de menos en Paint. Además, tiene filtros para fotografías (al estilo Instagram).

IrfanView

IrfanView es un programa relativamente antiguo, pero funciona bien. Ocupa muy poco espacio (una de las mejores cosas) y es muy rápido. Tampoco se queda nada atrás en cuanto a funciones. Podríamos decir que en cuanto a funciones es mucho más sencillo de usar.

Pinta

No es que hayamos traducido el nombre, sino que literalmente se llama Pinta (Paint en inglés). Está inspirado en Paint.net, aunque no es tan completo como este último. Tiene funciones como la historia limitada o como el soporte de capas, cosas que no tenemos en el Paint original.

Krita

Krita se sale algo más de la línea de Paint. La estética es muy a lo ‘Photoshop’, pero con la esencia del propio Paint. Se comenzó a distribuir dentro del paquete ofimático KOffice.

Krita también soporta el uso de capas

Krita es uno de esos programas que se queda entre medio de una alternativa a Paint y a Photoshop, aunque digamos que hace las veces de ambos.

Vectr

Vectr no es solo un programa de ilustración, sino que es algo más: un programa vectorial. Funciona por capas y, aunque esté pensado para principiantes, ofrece gran rendimiento a aquellos que quieran sacárselo.

Pixlr

Pixlr se ha quedado un poco atrás en cuanto a tecnologías web (usa Flash), pero es una muy buena alternativa en cuanto a la parte de edición fotográfica de Paint, que también existe. Incluso Pixlr es algo más avanzado, e incluyendo incluso funciones que podemos ver en Photoshop. De hecho, fue creado más bien como una alternativa a Adobe PS y no a Paint, aunque también hace las veces de este último.

Por supuesto, en función de lo que queramos hacer, unas opciones serán mejores que otras, aunque la alternativa más fidedigna de Paint es, sin duda alguna, Paint.net.

5 de 6