Un asistente virtual que vuela, es autónomo y hace lo que queramos en casa

Un asistente virtual que vuela, es autónomo y hace lo que queramos en casa

Aire es un asistente virtual que al mismo tiempo es un drone, pues vuela. Funciona mediante IFTTT y Amazon Alexa. Es autónomo.

Uno de los sueños de la historia cinematográfica es un asistente virtual que te sigue por la casa. Ahora, podemos decir que ya existe.

Aire es como se llama el robot que quiere revolucionar el sector de los asistentes virtuales. Es como Amazon Echo (de hecho funciona con Amazon Alexa) solo que es capaz de volar y hacer tareas dentro de la casa.

Compatibilidad con IFTTT

Incluso, es compatible con IFTTT, por lo que podemos automatizar tareas. Si somos un poco avispados, de hecho, y controlamos de electrónica y programación, podríamos despertar al robot cuando detectase que hay movimiento en una sala concreta y que vaya a hasta ella para retransmitir en vivo lo que está ocurriendo.

Lo cierto es que la compatibilidad con IFTTT va a dar mucho juego y va a ser muy interesante.

Igual que la Roomba y que los robots aspiradores, realiza un mapeo de la casa

El robot incorpora numerosos sensores que permiten esquivar objetos aún cuando estos están en movimiento. Es decir, que si te lo encuentras de frente en un pasillo en direcciones opuestas, el robot y tú no te chocarás, por lo que no tendrás que cambiar tu trayectoria para evitarlo.

Gracias a los sensores y al mapeo, el robot es capaz de patrullar por casa cuando no estamos, además de volver a su base de carga cuando se lo pedimos o cuando tiene batería baja.

Vuelo autónomo y manual

Para controlarlo tenemos Amazon Alexa como asistente virtual, aunque no está disponible en español. También podemos controlarlo de forma manual mediante una aplicación para teléfonos móviles. Es mucho más sencillo de manejar incluso que un drone: prácticamente se maneja solo.

Tiene una cámara 4K y otra 3D y es capaz de grabar imágenes (que no vídeos) en 360 grados. Las fotos en 360 grados se pueden guardar de forma automática en Google Drive.

También incorpora micrófonos y altavoces para mantener una conversación. Podemos buscar a nuestra mascota y hablarle, mirar si hemos dejado una puerta o ventana abierta, o incluso si hemos dejado el horno encendido. También lo podemos usar como medida de seguridad, para cuando estamos en vacaciones, para comprobar si está todo correcto.

También el propio robot es capaz de ir encendiendo o apagando luces según vaya entrado o saliendo de las diferentes salas de la casa. Esto último, siempre y cuando tengamos un sistema de iluminación inteligente, como por ejemplo el Hub de Philips.

Otra de las funciones automáticas activadas de serie es la grabación de vídeo cuando detecta una anomalía.

Disponibilidad y precio

El proyecto se está financiando mediante Kickstarter. Por el momento han conseguido 28 000 de los 50 000 que necesitan para el proyecto (cabe destacar que el proyecto de Kickstarter se lanzó hoy).

La versión más básica tiene un precio de 699 dólares, aunque cuando el proyecto salga de la plataforma de crowdfounding tendrá un precio de 1499 dólares. No solo trae el robot y la base de carga en sí, sino que además incorpora servicios en la nube adicionales de forma totalmente gratuita.

Aire en Kickstarter