Omicrono, la tecnología de El Español

Te explicamos cómo funciona la carga inalámbrica de los nuevos iPhone 8 y 8 Plus y del nuevo iPhone X.

Una de las funciones para el gran público más deseadas es la de la carga inalámbrica junto con el FaceID, el nuevo sistema de autentificación de los iPhone que permite desbloquear el teléfono y pagar mediante reconocimiento facial.

Sin cables, todo mejor

El primer cable innecesario que eliminó fueron los auriculares. Ahora, todo apuntaba que con esta nueva edición vendría la carga inalámbrica. Y así ha sido. Se puede decir, por lo tanto, que ya no es necesario usar ningún cable durante nuestra experiencia con el iPhone.

Cómo funciona la carga inalámbrica

Cumple el estándar Qi, por lo que podremos usar cualquier cargador

A grandes rasgos, la carga inalámbrica funciona mediante inducción magnética. Lo que se hace es transferir electricidad a través de las ondas. Se envían desde el cargador mediante una bobina de cobre (que a su vez debe estar conectado a una toma de corriente eléctrica o a un batería) y se recibe en el teléfono móvil con otra bobina del mismo tipo.

El tipo de inducción es electromagnética y no por resonancia, lo que es clave: esto quiere decir que se necesita contacto entre el teléfono móvil y la base de carga. Es como la base de carga de nuestro cepillo de dientes. Porque, efectivamente, los cargadores mediante inducción no son nuevos: es una tecnología muy madura.

El principio físico tras la inducción electromagnética es super sencillo: se convierte la electricidad en un campo magnético que es enviado al teléfono mediante ondas, y este, por supuesto, recibe ese campo magnético que es transformado de nuevo a electricidad.

Cargar más de un dispositivo al mismo tiempo

No solo ha llegado el cargador inalámbrico, sino que además introdujeron el concepto de ‘alfombrilla’ inalámbrica, con la que podemos cargar el iPhone, el Apple Watch y los AirPods.

Estos últimos, por supuesto, requerirán de una caja especial, pues en realidad se trata de los mismos AirPods de siempre. Es decir, no hay una versión con carga inalámbrica.

Ventajas de la carga inalámbrica del nuevo iPhone

La ventaja está muy clara: adiós a los cables. Los cables se rompen, no encajan bien y, a menudo, son muy molestos. Además, Apple ha conseguido acuerdos comerciales para que muchas marcas incluyan estos cargadores en sus establecimientos.

Toyota, BMW, Mini, Jaguar, Land Rover, Lexus, Audi, Honda, Mercedes, Aston Martin, Volkswagen, Hyundai, Ford y Lexus son las marcas de coche que próximamente incluirán uno de estos (bajo demanda del cliente, claro) en sus nuevos vehículos.

Así, mientas estemos en el coche, podremos ir cargando el teléfono aún sin tener un cargador específico para el coche. Además, mientras carguemos el teléfono en el coche estaremos también pasando datos, por lo que el teléfono se conectará directamente al ordenador de abordo del vehículo en caso de que lo tenga.

Puede que la cafetería a la que vayas próximamente tenga uno: al fin y al cabo, es un nuevo reclamo de clientes

Pero no solo lo incluirán los coches, sino también algunos comercios y establecimientos como McDonalds, Tully’s Coffee, Vodafone, aeropuertos como el Internacional de Los Ángeles o el JFK.

Incluso franquicias de hoteles a nivel mundial como Marriott. Es decir, tampoco tendrás que preocuparte de llevar un cargador de vacaciones porque si alquilas habitación en uno de estos hoteles tendrás un cargador inalámbrico incluido.

La última ventaja es la que ya sabemos: al ser compatible con Qi, podemos usar varios cargadores y no solo el oficial de Apple.

Desventajas de la carga inalámbrica

La carga inalámbrica puede llegar a ser el doble de lenta

La desventaja es una ventaja al mismo tiempo: el dispositivo cargará más lento. Es desventaja por la parte obvia, pues tardaremos más tiempo, aunque quien lo cargue de noche ni lo notará. Pero es una ventaja al mismo tiempo porque la batería tendrá una mejor calidad de vida: a más lento cargue, menos se dañará (ya sabemos que la carga rápida estropea poco a poco la vida de la batería).

Otra de las ventajas también es una desventaja: no tiene cable, lo que quiere decir que no podremos usarlo mientras lo cargamos. Ya no podremos estar en la cama usando el teléfono mientras se carga, pues tendrá que estar sobre la mesa de noche. Para ello tendremos que recurrir al cable tradicional.

Disponibilidad y precio de la carga inalámbrica

En cuanto a la disponibilidad del dock de carga inalámbrica, Apple no ha especificado nada. No obstante, el precio sí que está disponible ya en su página web. La base de carga inalámbrica mophie (una de las marcas), que permitirá cargar un dispositivo solo, tiene un precio de 64,95 euros.

Porque esa es otra: no habrá únicamente un solo proveedor de cargadores inalámbricos, sino que serán muchas las marcas certificadas para ello: mophie, belkin, IKEA, spigen, iHome, incipio, TYLT y AirCharge. Esta es una de las ventajas de que Apple decidiera cumplir el estándar Qi establecido por más de 100 marcas de electrónica de consumo.

  • Alexis Domínguez

    Increíble que en pleno 2017 la carga inalámbrica que se viene viendo hace años, de para un artículo solo porque se trata del iphone…

8 de 9