Omicrono, la tecnología de El Español

Esta es la estación que la NASA usará para realizar sus estudios tras la desaparición de la ISS.

La Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés) tiene los días contados. Lleva en órbita desde 1998 pero en 2024 se desmantelará. No obstante, ya tenemos sustituto: Deep Space Gateway.

Pero no orbitará en torno a la Tierra, como ya lo hace la ISS, sino que lo hará en torno a la Luna. Los ámbitos de estudios serán los mismos.

Una estación fuera de la órbita LEO

El fruto de esta misión será llegar a Marte algún día, pero como aún no es posible, el primer objetivo será poner una estación de investigación semipermanente en la órbita de la Luna. A día de hoy no hay ningún plan concreto para llegar a Marte.

La primera base semipermanente que orbite la Luna

Tampoco han comenzado las investigaciones pertinentes; ni siquiera se ha destinado un plan económico para ello, por lo que la fecha de 2030 podría quedar aún más lejos.

Esta primera fase cislunar tendrá lugar entre 2018 y 2026. La primera misión, de hecho, tendrá lugar a finales de 2018, el 30 de septiembre. Gracias a ello, se podrá probar finalmente el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS, Space Launch System en inglés).

Estaba previsto que estuviera operativo para este mismo año, junto con la cápsula Orión y el bloque 1, pero no ha podido ser así. La cápsula Orión será la encargada de llevar al hombre de nuevo a la órbita lunar junto con el cohete Block 1B en 2024.

La primera misión podría retrasarse hasta 2019 o 2020 para conseguir llevar tripulantes, pero aún está por ver

Entrará en una Órbita Retrógrada Distante (DRO, Distant Retrograde Orbit en ingles), o lo que es lo mismo, en una órbita contraria a la de la rotación de la Luna y a unos 70 000 kilómetros de la superficie. Este parte de la misión durará de 26 a 40 días antes de volver a la Tierra.

Le siguen una serie de misiones de mayor duración y con tripulación hasta que en 2029 tenga la primera misión en la que se orbite la Luna durante 1 año completo.

Una estación de servicio entre la Tierra y Marte

La segunda fase de las misiones pasa por desarrollar misiones de largo tiempo más allá de la Luna. Así, la cápsula Deep Space Gateway, serviría como estación de servicio para el Deep Space Transport; este vehículo interplanetario con el que se podría llegar hasta la superficie lunar o incluso hasta la marciana.

Usará una combinación de propulsión eléctrica y química. Se probará por primera vez a finales de la década de 2020, en la misión con duración de 1 año. Sin embargo, no llegará aún hasta Marte, sino hasta la superficie lunar.

No obstante, por ahora todo esto no queda en más que bonitos planes y bonitas imágenes. Podría retrasarse y, de hecho, ya ha ocurrido: como decimos, el Sistema de Lanzamiento Espacial estaba previsto que estuviera operativo para 2017, aunque se ha retrasado para 2018. Es decir, ni siquiera el SLS está desarrollado en su totalidad.

1 de 11