EEUU revisará las redes sociales y los contactos para entrar en el país

EEUU revisará las redes sociales y los contactos para entrar en el país

En Estados Unidos no solo tienes que enseñar tu pasaporte cuando quiere cruzar la frontera. Ahora también tendrás que mostrar tus redes sociales.

En Estados Unidos no solo tienes que enseñar tu pasaporte cuando quiere cruzar la frontera. Ahora también tendrás que mostrar tus redes sociales.

Hasta ahora, si viajábamos a Estados Unidos, era probable que Aduana y Protección de Fronteras revisase nuestras redes sociales. La medida fue aprobada el 19 de noviembre de 2016 y desde entonces cualquier extranjero podría facilitar enlaces a sus redes sociales para su análisis.

Era opcional entre comillas, porque si no dabas tus pseudónimos usados durante los 5 últimos años, era probable que el proceso de entrada al país se retrasase o incluso que se cancelase. Pero ahora será una medida obligatoria. Y hay más: no solo revisarán nuestras cuentas de Internet, sino también los contactos con los que hablemos en Internet.

Así lo ha hecho constar el Departamento de Seguridad Nacional en una propuesta de Ley. Si todo sale como está previsto comenzará el 18 de octubre, justo 10 meses después que la medida anterior. La opinión pública no ha sido precisamente buena.

Control de redes sociales y contactos para entrar a EEUU

Se aplicará a todos aquellas personas que quieran entrar al país. Incluso a las que soliciten una tarjeta de residencia permanente en Estados Unidos. Esta tarjeta, comúnmente llamada Green Card, provee del derecho de residir y trabajar en el país de forma legal. Tiene duración indefinida aunque se puede retirar por varios motivos, como cometer un delito.

En este caso no será mediante un formulario, como era antes, y que si tú querías proporcionabas tus datos. Los funcionarios se encargarán de revisar el rastro de las personas en Internet y analizarlo en busca de indicios terroristas, o de cualquier otro indicio que pudiera sugerir que no son aptos para la residencia o para la entrada al país.

Tal y como afirma Adam Schwartz, abogado de la Electronic Frontier Foundation, es probable que los solicitantes de la Green Card que mantengan contacto con inmigrantes se autocensuren para evitar malinterpretaciones y que sea usado en su contra.

Esta medida se acerca mucho a la de España, donde tendremos una Inteligencia Artificial que será capaz de seguir la pista a cada pasajero que entre en España (independientemente de si es español de nacimiento o no). Se cruzarán datos entre las aerolíneas y el Estado. Algo que facilitará la búsqueda de indicios para no permitir la entrada en el país a una persona concreta.