Omicrono, la tecnología de El Español

El supercoche que lleva la tecnología de la Fórmula 1 a la calle: así es el espectacular Mercedes-AMG Project ONE.

Estos días se celebra el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt y allí muchas compañías del mundo de la automoción aprovechan el marco del evento para mostrar sus últimos avances e innovaciones. Una vista a los vehículos que vienen.

Para celebrar el 50 aniversario de la división de alto rendimiento AMG, Mercedes ha presentado allí el Mercedes-AMG Project ONE, todo un hypercar que no solo deslumbra por su agresivo diseño, sino porque también está cargado de tecnología y, además, monta el mismo motor que el coche de Fórmula 1 del equipo Mercedes-Petronas. Sí, el mismo que pilota Lewis Hamilton.

Un corazón de 1.000 CV

El objetivo del equipo de ingenieros que ha participado en la creación del Mercedes-AMG Project ONE era lleva a la carretera la esencia del coche de competición. El motor es clave y por ello han importado el mismo que el del Formula 1 del equipo Mercedes, es decir, un corazón con 1.000 CV de potencia, que en este conjunto es capaz de propulsar el supercoche hasta los 350 kilómetros por hora.

Se trata de un motor V6 de 1,6 litros turboalimentado, pero eso sí, ha sido limitado hasta las 11.000 RPM. Sin embargo, además del motor de combustión, este hypercar también tiene su punto eléctrico. En concreto monta cuatro motores eléctricos, dos en el eje delantero y los otros dos repartidos entre el cigüeñal y el turbo del motor, llegando a alcanzar las 100.000 RPM. Y sí, podrías conducir este brutal coche en modo 100% eléctrico, aunque la autonomía de sus baterías de litio se limita a solo 25 kilómetros.

Sí, también puedes conducirlo en modo eléctrico

El interior, como era de esperar, tiene un ambiente de coche de carreras. No hay grandes lujos, los elementos son mínimos y prácticamente todas las acciones y botones se realizan desde su volante, tal y como se haría en un verdadero Fórmula Uno. Toda la información generada por el coche a través de sus sensores se mostrará a los dos ocupantes (es biplaza) en las dos pantallas de 10 pulgadas que dominan el salpicadero.

Exteriormente el Mercedes-AMG Project ONE está repleto de elementos aerodinámicos para pegar el coche al suelo, pero sobre todo el punto más llamativo es toda la zona trasera, con una gran columna vertical y un deflector de aire de grandes dimensiones.

Lo cierto es que su estética no tiene ese aire “tan Mercedes” al que nos tienen acostumbrados, aunque no hay duda de que su frontal sí nos hace recordar al mítico McLaren F1. Como se puede esperar de un vehículo así, se trata de un modelo de lo más exclusivo y su precio se estima en más de 2 millones de euros por unidad.

9 de 9