La familia de las plataformas de streaming crece.

La situación de los servicios de streaming es muy complicada: se espera que se lancen varios servicios el año que viene, lo que haría que se fragmentase mucho el mercado. Si ahora ya tenemos que elegir entre Netflix y HBO, en un futuro tendremos muchos más, con las consecuentes pegas tanto para el sector como para los usuarios.

Y es que esto podría provocar dos cosas: que el streaming de películas y series explotase y la gente acabe por volver a piratear el contenido; o que se imponga uno de los servicios por arriba del resto, el mejor. Y es que ya no solo se trate de que se lancen nuevos servicios, sino que además compañías como Disney se espera que retiren todo su contenido de plataformas como Netflix, pues querrán exclusividad.

Es curioso porque esto en el mundo del streaming musical no pasa: tenemos la misma música tanto en Spotify como en Apple Music como en Dezzer, por lo que elegimos el servicio en base a sus características y a su funcionamiento y no en base a su contenido, porque más o menos tienen el mismo.

Netflix y HBO

Los que lideran el streaming de series y películas son, sin duda alguna, Netflix y HBO. El precio de ambos es muy competente (7,99 en ambos casos) y el contenido que ofrecen es también muy competente.

Disney

La plataforma de Disney es una de las más esperadas, pues incluirá todo el contenido propio de Netflix, Marvel y Star Wars. esto implica, de forma directa, que todo este contenido será eliminado de las aplicaciones de streaming en las que esté publicado.

El CEO de Disney lo confirmó, aunque no especificó qué ocurriría con el contenido de Marvel producido por Netflix, ¿se eliminará o por el contrario se quedará? Por el momento Netflix España ya ha confirmado que se quedará.

Y es que además, se habla de que el Netflix de Disney esté disponible únicamente en Estados Unidos, por lo que solamente se vería afectado Netflix USA. En el resto de países donde se usaría Netflix, incluyendo a latinoamérica y Europa, no verían diferencia alguna.

El precio de la plataforma de Disney aún se desconoce, aunque se presupone que será mayor que el resto, sobre todo porque esta compañía llega directamente de la gran pantalla, donde se lo mismo o más por ver un solo título que por una suscripción mensual de, por ejemplo, Netflix.

Apple

Tim Cook

Apple también quiere su trozo de pastel. Y al parecer, desplegaría un gran plan económico para ello. Se calcula que están o que invertirán 1000 millones de dólares en producir series propias. Además, están detrás de los derechos de ‘James Bond’, lo que le costaría a la californiana entre 2 y 5 mil millones.

Apple quiere repetir lo que hizo con Apple Music, pero con las películas y series

De hecho, ha contratado incluso a pesos pesados de Sony Pictures Television, una de las productoras más exitosas de nuestro siglo. En concreto hablamos de Zack Van Amburg y Kamie Erlicht, dos ejecutivos de la compañía. Han estado al mando de series como Breaking Bad y su secuela Better Call Saul, The Crown y Rescue Me, entre otras.

El precio también se desconoce, aunque se espera que sea muy competitivo, como la suscripción a iCloud o a Apple Music.

Facebook

Facebook ya lo ha lanzado, pero actualmente el contenido es únicamente en inglés. Tampoco está disponible para todo el mundo, solamente para ciertos usuarios escogidos al azar. El contenido es muy característico: la duración de cada capítulo se encuentra entre los 10 y los 30 minutos. Es decir, será como pequeñas píldoras, como las que ya tenemos en la red social, pero producido de forma profesional.

En principio no hay precio, sino que la monetización es mediante anuncios. No obstante, no se descarta que en un futuro se monetice mediante una suscripción. Ni siquiera se descarta que se incluya un método mixto, donde sea el usuario el que elija, como ocurre con YouTube con la suscripción Red.

Amazon

No es ninguna sorpresa que el gran almacén virtual quiera competir contra Netflix y HBO. Incluso ya existe, y está disponible en español por una suscripción de 19,95 euros al año. El problema es que no tiene tanto contenido como el resto de plataformas. Además, no todos los títulos están en español.

Sky

Sky es una plataforma nueva en España. De hecho, no lleva ni una sola semana entre nosotros. Y ya nos ha sorprendido a todos, pero para mal: no tiene soporte para Chromecast, no tiene aplicación para televisiones smart, ni siquiera aplicaciones nativas para ordenador. Tan solo tenemos una web y app para Android e iOS.

Sky cuesta 10 euros mensuales

Y lo peor es que el contenido tampoco es mucho mejor: incluye 12 canales en línea, además de no ofrecen contenido bajo demanda. Es decir, no podemos ver películas o series como en Netflix, bajo catálogo, sino solo la emisión de los canales. Canales que, si tenemos Movistar+ o Vodafone TV, tendremos de forma gratuita.

  • NigaSience

    Piratería, piratería everywhere, es bastante claro que la gente comenzará a piratear porque nadie va a pagar 10 dólares en cada servicio de streaming solo para ver una película o serie.

    Esto no solo ocurre con las series reales y películas, también está ocurriendo con el anime (Y estaría bueno que hicieran un artículo hablando de lo que diré a continuación).
    Crunchyroll era el grande, el que licenciaba la mayoría de series para simulcast, y apareció Amazon comprando BLOQUES de televisión para streaming (un bloque puede incluir varias series anime), lo peor de todo es que Amazon ofrece un mal servicio, al menos en español, no es simulcast ya que los subtítulos en español aparecen hasta una semana después de su transmisión en Japón, la calidad de vídeo es mierda, y de paso para los gringos tienen que aguantarse doble pago para disfrutar más contenido de anime con Anime Strike, propiedad de Amazon.

    Luego tenemos HIDIVE que es otro servicio de anime, lo mismo que Amazon, no es simulcast, la calidad de vídeo es mierda.

    Por último Netflix, también ha adquirido varias series anime y muchos de los que adquieren son series interesantes como Fate/Apocrypha y Kakegurui, ambos los tengo que mirar pirata. Netflix tiene un modelo de streaming para los animes realmente malo, al adquirir la licencia no podremos mirar la serie hasta que haya finalizado, es decir, habría que esperar 3 o 6 meses para mirar dicho anime, lo bueno es que le meten doblaje.

    Y Funimation (solo inglés), el mismo de siempre que se agarraba como exclusivo algunas series anime y desafortunadamente los de habla hispana nos quedábamos sin forma legal de ver tales series, aunque esto cambió después de un acuerdo entre Crunchy y Funi.

    Ante todo esto, Crunchyroll casi siempre hacía bien su trabajo ( diferentes formas de pago local, calidad y subtítulos decentes, simulcast como la gente le gusta), y aparecen estas “competencias” cagandola, agarrándose series de forma exclusiva y obligando a la gente piratear esas series porque nadie quiere pagar/esperar por una serie. Crunchyroll mató a los fansubs, ahora estas empresas codiciosas están reviviendo a los fansubs.