Omicrono, la tecnología de El Español

‘Smile to Pay’ es el nuevo sistema de pago que están probando en China.

El futuro de los pagos pasa por el reconocimiento biométrico. Esto es, la posibilidad de reconocer a la persona sin necesitar más que a la propia persona: mediante huella, reconocimiento de iris o mediante reconocimiento facial.

En China, en el caso del que hablamos, están probando un método para poder pagar únicamente mediante el reconocimiento facial.

Pagar simplemente sonriendo

Podemos probarlo en el nuevo KFC de Templo del Cielo, Beijing, donde se han añadido las máquinas para ello. Son como las que tenemos en McDonald’s, solo que son algo diferentes: como decimos, no necesitamos introducir la tarjeta bancaria o pasar nuestro teléfono móvil por el tag NFC, sino que tan solo es necesario que sonriamos.

En tan solo uno o dos segundos el sistema será capaz de extraer la información necesaria de nuestra cara como para poder identificarnos. Lo que hace es, concretamente, acceder a nuestra cuenta de Alipay (el sistema de pago de Alibaba) para comparar nuestra cara con la fotografía que tenemos en el perfil de la Alibaba.

Se acabó el llevar el teléfono o la cartera para poder pagar

Para ello, además de sonreír tenemos que escribir nuestro número de teléfono para que se nos pueda relacionar de alguna forma.

Biometría para pagar, ¿un método seguro?

En cuanto a la seguridad, el aspecto quizás más importante, la compañía ha asegurado que el sistema es capaz de reconocer entre una cara real y una fotografía o un vídeo. Analiza no solo la cara, sino también el entorno, como las sombras, por lo que sería imposible engañar a la máquina para realizar una compra falsa.

Tenemos que tener en cuenta que además la cámara genera un modelo de nuestra cara en 3D, por lo que además sería muy difícil solamente tratar de engañarla. Es la primera vez que se usa este sistema en el mundo real, pero lo cierto es que ya se ha mostrado en conferencias y eventos desde 2015.

5 de 5