South Park juega con los Alexa de la gente en su último episodio

South Park juega con los Alexa de la gente en su último episodio

South Park, en su último episodio, ha aprovechado los Amazon Echo con Alexa y los Google Home para fastidiar a la gente en la vida real.

South Park, en su último episodio, ha aprovechado los Amazon Echo con Alexa para fastidiar a la gente en la vida real. Por supuesto, el resultado ha sido horrendo para los usuarios de Alexa.

Publicistas, reporteros y guionistas ya llevan varios intentos de colarse en nuestra casa a través de los asistentes de voz. Cada vez más hogares tienen un micrófono siempre conectado, como un Amazon Echo con Alexa o un Google Home con Assistant. Y esto ha abierto la puerta a una nueva forma de intentar llegar a nosotros.

Por ejemplo, se ha vuelto célebre el caso del reportero que hizo comprar varios castillos de princesa por error. Burger King cabreó a Google haciendo que los Google Home de quienes vieran su anuncio saltaran con publicidad de sus hamburguesas. Y el último que quiere jugar con esto ha sido South Park. La serie de animación conocida por su sátira y humor negro, sí.

El capítulo de South Park dedicado a Alexa y Google Assistant

Para ser exactos, South Park lo ha hecho en la premiere de la temporada 21, emitida anoche en Comedy Central. En el capítulo Cartman interactúa varias veces con Alexa y Google Assistant, dentro de la escena. Pero todos esos comandos los estaba diciendo en voz alta, y llegaban a los Amazon Echo y Google Home de los espectadores. Asistentes de voz que se tomaban esas órdenes como si las estuviésemos diciendo nosotros.

Por supuesto, y siendo Cartman, todos esos comandos de voz estaban llenos de soeces y comentarios de carácter sexual, entre otros. “Alexa, Simon dice cómeme las pelotas en tu culo peludo”.  “Alexa, añade a la lista de la compra huevos peludos“. Por supuesto, todo esto era una bomba de relojería, esperando a que los Echo de todo EEUU empezasen a escuchar el episodio.

Los usuarios en Twitter lo dicen todo. Hay usuarios que se han levantado a las 7 de la mañana por error, que tienen la lista de la compra llena de chorradas y que han escuchado a Alexa decir de todo. Algunos se lo han tomado con humor, mientras que otros tantos se han cabreado al ver las consecuencias. Incluso un usuario afirma haber tenido que desconectar su Alexa después de haber saltado 15 veces.

Lo cierto es que los asistentes de voz pueden ser muy prácticos, pero son vulnerables a este tipo de “ataques”. Es de esperar que Amazon tome medidas para evitar que ocurra en el futuro. Al igual que Google actuó con la campaña publicitaria de Burger King. Pero por el momento no parece un problema que tenga una solución rápida.