Omicrono, la tecnología de El Español

El Internet de SpaceX, que comenzaría a operar muy pronto, ya tiene nombre: ‘Starlink’.

SpaceX, la compañía de transporte aeroespacial del fundador de Tesla y PayPal, ya está muy cerca de lanzar los satélites que anunciaron en 2015 para proporcionar acceso a Internet de forma mundial, aunque está especialmente pensado para aquellos lugares donde actualmente no hay red, o es mala.

El plan consiste en poner a orbitar un total de 4425 satélites situados a una distancia entre 1.110 y 1.325 kilómetros de la Tierra. Los primeros se lanzarán en 2019, aunque algunos se prolongarán hasta 2024. El año que viene, en 2018, ya se comenzarán a lanzar prototipos. Se usará el cohete Falcon 9 para estos lanzamientos.

A pesar de que en muchas regiones la conexión a Internet es una de las cosas más básicas y normales, recordamos que aún queda un 57% de la población mundial que no tiene acceso a ella, bien o porque no dispone de conexión o bien porque no dispone de los medios necesarios.

Starlink, la nueva red de satélites de SpaceX

En Trademarkia se filtraron documentos archivados de SpaceX en los que se hace alusión al proyecto de satélites conectados y se le denomina como ‘Starlink‘, por lo que es muy probable que finalmente reciban este nombre.

Se calcula, además, que el coste para la compañía aeroespacial será de 10 000 millones de dólares. No obstante, la compañía tiene grandes esperanzas en esta futura fuente de ingresos y espera que sea uno de los grandes pilares económicos de la compañía. De hecho, quieren financiar las misiones eventuales y la colonización mediante esta fuente de ingresos.

Pero Starlink no es el único proyecto de este tipo en ejecución. Facebook también está experimentando en este sector. Y, de hecho, debido a casualidades, uno de los satélites de Facebook para proveer Internet acabó destruido por una explosión en una de las pruebas del cohete Falcon 9.

Ahora bien, la red de SpaceX será mucho más robusta, pues también son ellos mismos quienes se encargan de poner en órbita los satélites. Controlan todo el proceso.

Por otro lado, también tenemos Google Loon, el proyecto del buscador para proveer Internet en zonas eminentemente rurales mediante globos. En este caso el costo es mucho mejor, pues no hay que poner en órbita más de 4000 satélites.

1 de 12