Omicrono, la tecnología de El Español

Aunque parezca increíble, aún sigue en funcionamiento la sonda espacial que más lejos ha llegado. Hoy la Voyager 1 comple 40 años.

Tal día como hoy pero de hace 40 años se lanzó desde Cabo Cañaveral (Florida) al espacio la sonda que más lejos ha llegado nunca, la Voyager 1. Ha recorrido la brutal distancia de 139 unidades astronómicas (20 800 000 000 kilómetros) y aún sigue dando muchísima guerra.

Sin embargo, no fue la primera sonda interestelar que se enviaba al espacio. Sin ir más lejos, la Voyager 2 salió de la Tierra 16 días antes, pero sus logros no han llegado tan lejos. Se estima que esta última saldrá llegará al espacio interestelar en unos 3 años, aunque por otra dirección distinta.

Ni siquiera la New Horinzons, una sonda enviada en 2006 con más velocidad inicial que la Voyager 1 llegará a alcanzar algún día a esta. La Voyager 1 ha ido aumentando su velocidad gracias a lo que se conoce como asistencia gravitatoria, que no es más que aprovechar la fuerza gravitatoria de los cuerpos celestes para ganar velocidad.

Voyager 1: el primer objeto en llegar al espacio interestelar

En 2012 se convirtió en primer y único objeto manufacturado por el hombre en llegar espacio interestelar (el espacio resultante entre cada una de las esas del sistema solar) tras cruzar la heliosfera, el límite de nuestro sistema planetario.

La Voyager 1 tardó en recorrer 36 años lo que la luz del Sol tarda 19 horas

Para que nos demos cuenta de la magnitud de la distancia tan grande que hay entre el Sol y la heliosfera, la luz de nuestra estrella tarda casi 19 horas en llegar hasta este límite. Parece poco, pero tenemos que tener en cuenta que la luz avanza 299.792.458 metros por segundo.

Y todavía le quedan 8 años más en funcionamiento

Desde hace unos años se han ido apagando sistemas para aumentar la autonomía de la sonda

Aún se espera que siga funcionando durante 8 o 13 años más (de 2025 a 2030), hasta que sus generadores termoeléctricos de radioisótopos den de sí. Detrás de este complejo nombre se esconde la razón del porqué ha durado tantos años en funcionamiento: se trata de un generador de electricidad gracias a energía nuclear.

Se pueden usar varios elementos como combustible, desde el plutonio-238 hasta el estroncio-90 pasando por el polonio-210. En este caso cuenta con tres generadores, cada uno de ellos con 24 esferas de óxido de plutonio-238.

El disco de oro: la historia de la Humanidad

Cada una de las Voyager (Voyager 1 y Voyager 2) tienen un disco de oro en su interior. Se le conoce como Golden Record: Sounds of Earth y literalmente está fabricado en oro. Incluye un total de 19 pistas musicales y 115 imágenes.

Entre los audios podemos escuchar desde el llanto de un bebé hasta las mismísimas ondas cerebrales de Ann Druyan. También tenemos un tractor, ladridos de perros, fuego, serruchos, pájaros y mucho más. Podemos escuchar las pistas en la cuenta de SoundCloud que habilitó la NASA en septiembre de 2016

Existe una sola copia de este disco en nuestro planeta. Se encuentra, en concreto, en el aeropuerto internacional de Washington Dulles, en el centro Udvar-Hazy.

Pero, ¿cuál era su misión principal?

Está claro que la Voyager 1 ha sobrepasado todos los límites espaciales del hombre, además de que ha descubierto muchísimas cosas. Pero, ¿cuál era su cometido principal? Porque pasar 40 años vagando por el espacio mientras envía datos no estaba en los planes.

De hecho, ni los propios ingenieros de la Voyager se creen que aún siga en funcionamiento. El propio Stamatios M. Krimigis, uno de los investigadores de algunos de los sistemas de los aparatos, ya declaró que «Si alguien me hubiera dicho por entonces que, después de 40 años, las naves iban a estar funcionando, le hubiera dicho que estaba loco».

Júpiter y Europa (uno de sus satélites). Imagen tomada por la Voyager 1.

El objetivo principal de la misión era explorar la zona más lejana del sistema solar, dentro de lo que se incluye Júpiter, Saturno, Urano y Netptuno, además de sus correspondientes satélites. Y nos ha ido dejando algunas de las imágenes más impactantes del espacio mientras pasaba por estos astros.

Aún así, ha dejado a la comunidad científica y al planeta entero boquiabierto tras 40 años. Esperemos que siga haciéndolo al menos hasta 2030 sin ningún problema más, aunque como ya sabemos se han apagado algunos sistemas de forma voluntaria y otros (como algunos sensores) se han roto.

1 de 8