11.000 Tesla Model X tendrán que pasar por el taller por problemas de seguridad

11.000 Tesla Model X tendrán que pasar por el taller por problemas de seguridad

Tesla ha llamado a reparar 11.000 Tesla Model X debido a un problema de seguridad grave en sus asientos.

11 000 Tesla Model X tendrán que pasar por revisión por un problema de seguridad en sus asientos, de nuevo.

El Tesla Model X es el SUV de la marca de coches eléctricos. También es prácticamente ya el SUV eléctrico por antonomasia. Se han vendido muchísimas unidades, concretamente casi 60 000 solo en lo que va de año, aunque comparado con BMW, por ejemplo, es poco.

Ahora, se está solicitando que al menos 11 000 unidades pasen por un taller oficial de la marca por peligro a que uno de los asientos salga disparado en caso de accidente. Al contrario de como apuntan otros medios, no han sido retiradas del mercado, sino que simplemente han sido llamadas para la reparación, que se estima que no duraría más de 10 minutos.

La reparación es voluntaria, por lo que los coches no están obligados a pasar por revisión. No obstante, los dueños afectados ya estarían afectados y la responsabilidad de no pasar por el taller correría a cargo de los mismos.

El SUV más seguro del mundo, con problemas

Tesla asegura que no conoce ningún caso de ningún cliente que haya presenciado tal fallo. De hecho, el fallo se ha descubierto gracias a pruebas internas. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos ya determinó que se trata del SUV más seguro del mundo, aunque Tesla ha seguido realizando pruebas de seguridad por su cuenta, que son las que han descubierto el fallo.

Tesla recomienda no usar la segunda fila de asientos

De los 11 000 vehículos que podrían estar afectados y que han sido llamados a reparación, se estima que tan solo el 3% de ellos está realmente afectados. En concreto, han sido llamados a reparación todos aquellos Tesla Model X fabricados entre octubre de 2016 y agosto de 2017.

El fallo, en concreto, se debe a que uno de los asientos de la segunda fila, tendría uno de los cables muy ajustados, lo que haría que cuando se reclinase hacia detrás el asiento (presumiblemente en posición plana), pudiera bloquearse y no reclinarse hacia delante de nuevo, lo que, en caso de accidente, provocaría que los adultos que estén sentados en ese asiento pudieran sufrir graves problemas.

Tercera vez que Tesla llama masivamente a coches a reparar

Ya con anterioridad Tesla ha llamado de forma masiva a miles de coches a reparar. En noviembre de 2015 ocurrió con 90 000 Tesla Model S llamados a reparar debido a sospechas de Tesla de que muchos de estos vehículos tendrían un problema en sus cinturones, que haría que en caso de accidente, no servirían para absolutamente nada.

En abril de 2016 también llamo a revisión unos 2700 Tesla Model X, en este caso porque los asientos de la tercera fila podrían plegarse y herir a los pasajeros.