Omicrono, la tecnología de El Español

La aerolínea de bajo coste EasyJet ya ha declarado su intención de volar aviones eléctricos en una década para rutas cortas.

El impacto de la aviación en el calentamiento global es notable. Cada vez volamos más, y cada vez es más barato volar a todo el mundo. Esto significa que cada vez tenemos más aviones en el cielo, y estos generan un coste ecológico de varias maneras. Con el keroseno que gastan al volar, cuando tiran combustible por la borde, o con las partículas que emiten a la atmósfera.

Quizás lo peor de este asunto es que no existe una solución sencilla a la vista para este problema. Hasta ahora se han planteado medidas como introducir más impuestos a la aviación o restringir la cantidad de vuelos. Algunos fabricantes y científicos investigan el uso de biocombustibles y modos de reducir estas emisiones. ¿Pero y si la solución fuese la misma que con los coches? ¿Es realista pensar en aviones eléctricos?

EasyJet y Virgin Atlantic se unen por los aviones eléctricos

EasyJet, una de las aerolíneas europeas de bajo coste del sector, piensa que sí es posible. Y Carolyn McCall, director de la compañía, cree que es cuestión de tiempo verlo. Según recoge The Guardian, el directivo cree que la aviación seguirá la tendencia de los automóviles para recortar emisiones y ruido. “Por primera vez en mi carrera puedo ver un futuro sin keroseno, y estamos encantados de pertenecer a el”, ha declarado.

La idea de EasyJet es un avión eléctrico con un rango de 500 kilómetros, de corto alcance. Una quinta parte de los pasajeros de EasyJet entran dentro de estas distancias. Y algunas posibles rutas para esta clase de aeronave sería Paris-Londres, Londres-Amsterdam o Edimburgo-Bristol.

Para conseguirlo, EasyJet se ha aliado con Virgin Atlantic. La compañía estadounidense afirma que los aviones eléctricos serán un 50% más silenciosos y un 10% más baratos para las aerolíneas. Ya tienen un prototipo biplaza funcional, y el siguiente paso es pasar la tecnología a un avión de 10 plazas.

El objetivo final es conseguir llevar estos avances a un avión de 120 pasajeros como mínimo. Y Virgin estima que lo conseguirán en una década. Todavía es pronto para decirlo, pero los aviones eléctricos podrían estar mucho más cerca de lo que pensamos.

1 de 11