Bruselas llevará a Irlanda a los tribunales por no recaudar 13.000 millones de euros de impuestos a Apple

Bruselas llevará a Irlanda a los tribunales por no recaudar 13.000 millones de euros de impuestos a Apple

Apple se ha estado beneficiando de unas ayudas ilegales desde 2003. La Comisión Europea llevará a Irlanda a Luxemburgo porque no ha reclamado la deuda.
En:

El caso de Irlanda y Apple continúa: ahora la Comisión Europea llevará a Irlanda a los Tribunales por no cumplir el plazo establecido para reclamar el dinero a Apple.

El problema de Apple e Irlanda viene de largo: igual que otras compañías, Apple se ha aprovechado de las claras ventajas fiscales que Irlanda ha ofrecido a la hora de tributar impuestos (ilegal, según la CE), por lo que la Comisión Europea abrió una investigación que concluía que Apple debía pagar 13 000 millones de euros de impuestos que no ha estado pagando desde 2003.

Ahora, Bruselas está cargando contra Irlanda por no recaudar esos 13 000 millones de euros en impuestos. Ha pasado un año desde que se declaró como ilegal e Irlanda aún sigue sin recuperar tal cantidad, ni siquiera una pequeña parte.

Margrethe Vestager, la Comisaria de Competencia de la Comunidad Europea, quien ha anunciado que el Ejecutivo Comunitario elevará el caso a Luxemburgo, también ha expresado que se trata de una situación muy compleja.

1 año para recuperar 13.000 millones de dólares

Ya no solo es que no se haya cumplido el plazo de 4 meses (que finalizó el 3 de enero de este mismo año), sino que, aparte de que se ha cumplido un año y un mes, Apple sigue tributando con una clara ventaja irregular sobre el resto de compañías.

Dublín ha expresado desde el principio “total desacuerdo” con el resultado de la investigación de la CE

Irlanda, por su parte, ha declarado que las autoridades están calculando el monto exacto de las ayudas ilegales concedidas a Apple. Se plantean finalizar este proceso de aquí a marzo de 2018, que es lo que ha motivado a la Comisión Europea a dar el paso de llevarles ante los Tribunales.

El desacuerdo por parte de Irlanda viene de la mano de que muchos de los puestos de trabajo del país provienen de inversión extranjera, por lo que decidir recuperar los impuestos que no se han pagado durante tantos años podría llegar a ser peligroso.