Esta cámara puede ‘ver’ tras una esquina, y es ideal para coches autónomos

Esta cámara puede ‘ver’ tras una esquina, y es ideal para coches autónomos

Esta cámara, que es capaz de 'ver' tras una esquina, es ideal para que los coches autónomos puedan saber los peligros que puedan haber en un cruce.
En:

El MIT ha desarrollado un sistema para reconocer objetos tras una esquina gracias a los cambios en las sombras.

Los coches autónomos usan distintos tipos de cámaras y sensores para identificar lo que se les presenta. Además, tienen un tiempo de reacción mucho menor, por lo que ante cualquier dificultad o peligro, estaremos mejor protegidos.

Uno de los peligros a los que aún se enfrenta (al mismo nivel que cualquier otro coche conducido por personas), es el peligro de no saber, en un cruce, cuando nos vamos a enfrentar con un peatón, con una bicicleta o con cualquier vehículo que viene a una velocidad inadecuada.

Evidentemente, ni el ojo humano ni una cámara pueden ver aquello que hay detrás de una esquina. No obstante, investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts han logrado hacer que una cámara pueda ‘ver’ a través de una esquina.

Una cámara para prever accidentes en cruces

Lo que hace esta nueva cámara es aprovechar la luz que se refleja en el suelo para tratar de averiguar lo que hay tras la esquina.

Pero no interesa saber exactamente que hay, sino saber si lo que hay supone un peligro o no, por lo que basta con saber el tamaño que tiene, la velocidad a la que avanza y la aceleración, además de otras variables que podrían identificar ante lo que nos encontramos: si es una persona caminando, corriendo, o si por el contrario es un vehículo y qué velocidad y aceleración tiene.

No usa tecnología láser, como sí que hemos visto con anterioridad, sino que es capaz de generar una imagen unidimensional de aquello que está en movimiento gracias al reflejos y a los cambios en la sombra generada por la esquina.

El sistema funciona tanto en interiores como en exteriores, por lo que es útil tanto en párkings como en la calle, además de que funciona también en la mayoría de condiciones de iluminación y en condiciones climáticas poco favorables, como puede ser mientras llueve.

Funciona mal, en cambio, cuando hay cambios constantes en la iluminación, como por ejemplo cuando el día está medio soleado y medio nublado.