El chat que reduce los síntomas de la depresión

El chat que reduce los síntomas de la depresión

Woebot es un chatbot desarrollado por la Universidad Stanford que trata los síntomas de la depresión en tan solo 2 semanas.

Este chatbot de Facebook desarrollado por la Universidad de Stanford está preparado para tratar los síntomas de la depresión en solo dos semanas.

2017 es el año de la Inteligencia Artificial y de los chatbots de Facebook, algunos de los cuales también hacen uso de la Inteligencia Artificial. Un chatbot es justamente lo que indica la palabra en inglés: un chat que usa un bot y con el que podemos entablar una conversación con mayor o menor autonomía. E muy útil porque da pie a muchas situaciones.

Por ejemplo, da pie a eliminar la figura de atención al cliente. Y es que podríamos entrenar un chatbot para que recogiera un pedido de comida a domicilio o para que atienda a un cliente que tiene un problema, por ejemplo.

No obstante, estos bots no solo están orientados a este tipo de funciones, sino que también podría utilizarse para tratar enfermedades, o al menos para tratar sus síntomas. En el caso del chatbot del que hablamos, lo que hace precisamente es tratar los síntomas de la depresión en tan solo unas semanas.

Para tratar la depresión en sí tendremos que acudir obviamente a un especialista humano. Además, nos lo advierte, si necesitamos ayuda, esto no es un sustituto, sino más bien un plus que podemos combinar con la ayuda de un especialista humano.

La terapia hablada cognitiva-conductual se puede automatizar

Ha sido probado con personas reales ante de ser ‘enviado a los leones’, en la Universidad de Stanford. Cocretamente, se probó con estudiantes universitarios que alegaron padecer depresión, y se comenzaron a ver resultados notablemente favorables a las dos semanas de comenzar a probar el bot.

Fue Alison Darcy, investigadora de psicología clínica de la misma universidad a quien se le ocurrió la idea mientras impartía clases. «Es posible automatizar la terapia cognitivo-conductual porque sigue una serie de pasos para identificar y abordar formas de pensar que no resultan útiles».

Pero no es solamente que lo opine esta psicóloga investigadora clínica, sino que además es una máxima en el campo de estudio: la terapia TCC (cognitivo-conductual) ayuda a pensar la manera en la que piensa y actúa el paciente, para sentirse mejor, a diferencia de otras terapias habladas; digamos que se centra en los problemas y dificultades del “aquí y ahora”, como explica la Sociedad Española de Psiquiatría.

Además, este tipo de terapias no es solamente útil para la depresión, sino para un número mayor de trastornos: ansiedad, depresión, agrofobia y otras fobias, fobia socia, bulimia, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno postraumático esquizofrenia.

Un chatbot de Facebook que realmente nos ayuda

Pero, ¿cómo un chatbot de Facebook puede ayudarnos a tratar los síntomas de la depresión? Parte de la idea (no equívoca, todo sea dicho) de que lo que nos afecta no es culpa de lo que nos ocurre, sino que lo que realmente nos afecta es cómo nos tomamos lo que nos ocurre. En base a esto, nos ayuda a comprender y manejar procesos mentales, además de cómo lidiar con la depresión y la ansiedad.

Lo que hace precisamente es ayudar a entender esos problemas complejos desglosándolos en partes más pequeñas. Así, hace ver que las distintas partes cómo están conectadas entre sí y cómo le afectan. La dinámica es muy sencilla: a la par que nos ofrece consejos, se pondrá en contacto con nosotros durante varios momentos del día para comprobar cuál es nuestro estado de ánimo, además de lo que estamos haciendo.

Así, podrá relacionar cuál es nuestro estado de ánimo y qué estamos haciendo, pues esto último tiene una relación directa con nuestro estado de ánimo. Además, nos da una serie de consejos para hacernos ver que el problema realmente somos nosotros y no lo que nos pasa.

Por ejemplo, nos explica que ante un pensamiento como «me ha ignorado/no le caigo bien», podríamos darle la vuelta y convertir ese pensamiento perjudicial en favorable, del tipo «me pregunto si tendrá algún problema».

La conversación con Woebot, a pesar de que está en inglés, es muy natural. Por un momento podrías dejar de pensar que estarías hablando con un robot. De hecho, si no lo supieras, muy probablemente ni siquiera te darías cuenta. Como en cualquier otra conversación, encontraremos una vía de desahogo. Además, como eres consciente de que es un robot, tienes en mente que no te juzgará, por lo que podrás contarle cualquier cosa.

Woebot