Las ciudades que prohibirán los coches diésel

Las ciudades que prohibirán los coches diésel

Cada vez más ciudades están planeando prohibir el acceso a los coches diésel. Recopilamos cuáles son esas ciudades, y por qué lo hacen.

Cada vez más ciudades están planeando prohibir el acceso a los coches diésel. Recopilamos cuáles son esas ciudades, y por qué lo hacen.

Los coches suponen la manera de moverse de muchísimas personas. Ir y venir del trabajo, salir los fines de semana, hacer los recados diarios… esas acciones implican coger el coche para muchos. Es algo que vemos desde que somos pequeños, y que es medianamente accesible.

El problema es que los coches están empezando a ser una molestia en las ciudades. Y no sólo porque roben espacio al peatón o puedan ser hostiles para vehículos como las bicicletas. Ahora también son un problema de salud público.

¿Por qué se prohíben los coches diésel?

La razón es la salud de las personas que viven en los núcleos urbanos. Los coches diésel producen óxido de nitrógeno, el cual contribuye al calentamiento global y a la lluvia ácida. Además es perjudicial respirarlo, llevando a problemas respiratorios o incluso a la muerte. Mientras, la gasolina también produce monóxido de carbono.

El problema no es el mero hecho de que los coches contaminen. El problema es que los coches se concentran en las ciudades, donde liberan todos estos contaminantes. Esto lleva a que la calidad del aire de las ciudades se empobrezca, causando problemas de salud a quienes respiren su aire.

Esta clase de medidas tiene detractores en ambos sentidos. Por ejemplo, algunos consideran que fechas como 2040 son demasiado distantes para que puedan suponer una diferencia. Mientras, otros tantos usuarios con coches antiguos y sin posibilidad económica de renovar coche se quejan por la existencia de estas medidas.

Aunque no todas las ciudades lo prohíben por motivos de salud. Algunos ejemplos, como Oslo, quieren prohibir el mero hecho de aparcar por el espacio que roban los coches en la calle. Otras ciudades como Madrid también usan este argumento, queriendo dar más espacio a los peatones y a transportes alternativos como la bicicleta.

Madrid: restricciones y prohibiciones en 2025

Siguiendo con el ejemplo de Madrid, las prohibiciones son parciales: los diésel anteriores a 2006 y los gasolina anteriores al año 2000 no podrán circular por la almendra central. Los vehículos más recientes se consideran más respetuosos con el medio ambiente, por lo que se sigue permitiendo su circulación.

Los vehículos sin distintivo ambiental no podrán aparcar en la misma zona a partir del 2020, y tendrán limitaciones también en 2025. El llamado “Plan A” del Ayuntamiento de Madrid, liderado por Manuela Carmena, también contempla prohibir la circulación de vehículos de no residentes en el centro de la ciudad.

Barcelona: prohibiciones a partir de 2018

El Área Metropolitana de Barcelona también cuenta con una medida similar, pero su llegada va a ser mucho antes. A partir de 2018 los coches diésel fabricados antes de 1996, bajo la directiva Euro 1, no podrán circular. La idea es que cada año se prohíban más modelos recientes. Es decir, los Euro 2 (entre 1996 y 2000) pasarán a estar prohibidos prohibidos en 2019.

París: diésel en 2024 y gasolina en 2030

En comparación, París es mucho más ambiciosa. La capital de Francia prohibirá la circulación de los vehículos diésel en 2024, y la de los coches de gasolina en 2030. No habrá excepciones, se aplicará a todos los coches. Además, estos objetivos se colocan en línea con el objetivo nacional: prohibir ambos tipos en todo el país en 2040.

Ciudad de México: nada de diésel a partir de 2025

Ciudad de México se unió a Madrid y París en un acuerdo: prohibir la circulación de coches diésel a partir de 2025. La capital mexicana tiene los mismos problemas de contaminación que las otras dos ciudades, llegando a duplicar los niveles de contaminación recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

Oslo: ningún coche en 2019

El enfoque de Oslo, Noruega, es el más extremo con diferencia. Intentaron prohibir la circulación de coches en el centro de la ciudad, pero las críticas fueron apabullantes. Así que han decidido no prohibir la circulación, sino prohibir el aparcamiento.

Ni siquiera para los coches eléctricos, cuando Oslo es la ciudad con mayor proporción de eléctricos. Las prohibiciones se harán en tres oleadas, y los espacios de aparcamiento se destinarán a otros usos peatonales. Pero en caso de ser necesario, prohibirán la circulación de todos los coches en 2019.

China: nada de vender gasolina o diésel en 2025

Por último, China también es radical: el país quiere prohibir las ventas de coches con motor de combustión en 2025. Es el país que más coches eléctricos tiene en circulación, y también es un país donde los problemas de contaminación son populares en todo el mundo. Os contamos todo en el siguiente artículo.

  • Astur

    Pues como el precio de los coches eléctricos sea sostenido en 30000 euros no lo podrá pagar ni cristo

    • Salsa Brava

      en el siglo 19 solo los ricos tenían coche y ahora pasa lo mismo, dentro de X años todos podrán comprar un electrico asequible.
      quitar los coches aparcados de las calles es una idea cojonuda, pero claro los ayuntamientos pierden los ingresos de los tikets de la zona verde y los parking privados van a subir los precios por huevos porque los parking publicos no tienen sitio para todos.
      me hubiera gustado nacer despues del 2025 para no saber lo que es el humo asfixiante de los diesel

      • Astur

        Varias cosas:

        1. Los nitróxidos de los diesel son generados por la inyección directa y la turboalimentación. Los gasolina de inyección directa y turboalimentados tambien generan nitróxidos cancerigenos. Por su composición el diesel genera más (por tener una proporción más pobre aire-combustible), pero eso no significa que el diesel malo malísimo y la gasolina buena. Un atmosférico diesel no tira, pero no genera nitróxidos, y los nuevos con urea ya no generan nitróxidos.

        2. Respecto al coste, llevamos 20 años con la misma tecnología de baterías oyendo campanas y grafenos y nunca llegan. Las empresas están como locas investigando métodos de buscar una bateria barata con mucha densidad y asequible y no acaban de encontrar nada. Aunque el motor eléctrico es mucho más barato y mucho más simple, el litio se hace cada vez más caro y escaso por lo que con esta tecnología los precios irán al alza.

        3. Quitar los coches aparcados no es cómodo ni viable, si bien me gustaría que por ciudad solo se utilizase la bici para trayectos cortos, la gente que trabaja necesita llevar materiales a donde va a trabajar, autónomos , dirigirse a sitios alejados de manera puntual. El transporte público es ineficaz y caro, muchas veces impuntual y quizás solo el metro es el que mejor funciona, pero las ciudades medianas y pequeñas como Gijón o Ponferrada no es útil provisionarles de una. El autobús es ineficiente, lento y muchas veces se retrasa

        Desconozco cómo trabajas ni donde vives, pero ya te digo, para muchas personas no es ninguna opción no poder circular/aparcar en la ciudad, especialmente autónomos