Cómo dejar de usar el códec HEVC en los nuevos iPhone y usar el más compatible

Cómo dejar de usar el códec HEVC en los nuevos iPhone y usar el más compatible

HEVC, el nuevo codec de iOS 11 y macOS High Sierra no es compatible con todos los sistemas operativos. Te mostramos cómo dejar de usar HEVC.

El nuevo codec que usa iOS ahorra mucho espacio, pero no es compatible con todos los sistemas operativos.

HEVC (High Efficiency Video Coding) es el nuevo codec que usa tanto iOS 11 como macOS High Sierra con el que se puede llegar a ahorrar más de un 50% en espacio en vídeos y en fotografías tomadas. No se trata de un nuevo formato como el JPEG o el PNG, sino de un nuevo codificador/decodificador usado para ahorrar espacio al generar las imágenes y vídeos.

En concreto, un vídeo de 20 segundos grabado a 4K y 30 fps, en iOS 10 ocupaba 118,2 MB, mientras que en iOS 11 tendría un peso de 58,2 MB. Hablamos, pues, de un 51% de ahorro en muchos de los casos, incluso un 52% en otros.

Pero a pesar de que es muy capaz de ahorrar espacio, no es posible ver las imágenes y vídeos guardadas con este codec en aquellos ordenadores en los que no es compatible, como por ejemplo Windows. Es decir, que cualquier persona que tenga un iPhone 8 o cualquier teléfono compatible, no podrá ver sus propias fotos cuando esté en el ordnador.

Dejar de usar HEVC para ganar en compatibilidad

Una de las soluciones más rápidas es dejar de usar este nuevo codec para ganar en compatibilidad. Y es que si usamos el estándar de siempre, no habrá ningún problema. Hacerlo es muy fácil, y eso no impedirá que podamos seguir visualizando contenido codificado en HEVC. De hecho, algunos iPhone anteriores no usan HEVC por el procesador que incorporan, pero eso no les impide poder decodificarlo.

En el iPhone en el que queramos dejar de usar HEVC, accedemos a Ajustes > Cámara > Formatos. Cambiamos de Alta eficiencia, que es la primera opción y la que viene definida por defecto, por El más compatible.

Toda aquella fotografía que tomemos instantáneamente de cambiar este ajuste serán codificadas con un codec anterior a HEVC y más compatible con el resto de sistemas operativos. No obstante, tenemos que tener en cuenta que por supuesto que no ahorraremos el espacio que habríamos ganado con este.

O sea, las fotografías y vídeos ocuparían lo mismo de siempre: ni más, ni menos.