La evolución del 5G: los fabricantes que ya trabajan en el estándar

La evolución del 5G: los fabricantes que ya trabajan en el estándar

El 5G está llamado a ser la tecnología que nos conecte en el futuro. ¿Pero cómo progresa en estos momentos? ¿Cuánto queda para empezar a ver estas redes?

El 5G está llamado a ser la tecnología que nos conecte en el futuro. ¿Pero cómo progresa en estos momentos? ¿Cuánto queda para empezar a ver estas redes?

Hemos avanzado muchísimo en materia de redes a lo largo de los últimos años. Ahora nos conectamos a Internet a velocidades de escándalo gracias a las redes 4G. No tenemos que esperar apenas a que cargue una página web, o para subir una imagen a una red social. Era la actualización que las redes móviles necesitaban.

Pero, aunque el 4G todavía no esté del todo implementado, los ojos del sector ya están puestos en el futuro. Y el futuro es el llamado 5G, una nueva red de telefonía móvil que promete revolucionar por completo la forma de conectarnos a Internet.

¿Pero para qué sirve el 5G?

En realidad, el 5G no está pensado para los ordenadores o los móviles. Su objetivo no es mejorar la velocidad, aunque también lo hace. La misión del 5G es mejorar la velocidad de respuesta de este tipo de redes, y ampliar las frecuencias en las que funcionará.

Esto significa que no estará para que te conectes más rápido a Internet, que también: el 5G será el pistoletazo de salida para ampliar el Internet de las Cosas, para que los coches comiencen a hablar entre ellos, para que las ciudades empiecen a estar conectadas…

Todavía no existen reglas que establezcan cómo funciona el 5G. Será en diciembre cuando el 3GPP, la organización encargada de establecer los estándares de comunicaciones, publique el primer borrador sobre el 5G. Entonces conoceremos las bases que construirán el 5G.

Pero, y mientras esto ocurre, nada impide que los fabricantes de telecomunicaciones empiecen a trabajar en lo que ellos creen que será el 5G. Es como si apostasen para que el 5G se parezca lo más posible a sus desarrollos. Si aciertan, estarán más cerca de conseguirlo cuando el 3GPP publique el borrador en diciembre. Y cuanto más cerca estén, más posibilidades tendrán de superar a la competencia y dominar el mercado.

Samsung comienza sus pruebas en India

El último fabricante que se ha unido a la moda de desarrollar su propio 5G es Samsung. El gigante surcoreano acaba de anunciar que comienzan a trabajar en la tecnología. Y lo harán lejos de las fronteras de Corea del Sur, porque los responsables estarán en el centro de Innovación y Desarrollo de Samsung en Bengaluru, India.

Este centro es el más grande que tiene Samsung en todo el mundo, y no sirve para desarrollar funciones para el mercado indio: también lo usan para probar elementos de alcance global. Por ejemplo, la última parte del desarrollo de Bixby se hizo allí. Y ahora el centro de tecnología se encargará de desarrollar el estándar 5G para Samsung.

En cualquier caso, Samsung no es un extraño al 5G. Ya hicieron una prueba de acceso en Reino Unido, y tienen acuerdos con Cisco y Verizon para probar el 5G. Este es un paso más para desarrollarlo.

Qualcomm se burla de Intel con su chip 5G

Aparte de combatir a Apple en los tribunales, Qualcomm también está trabajando en su propio estándar 5G. Y conviene tener un ojo encima de la compañía estadounidense, porque ya han desarrollado un chip 5G enano. Esto significa que han conseguido miniaturizar lo suficiente la tecnología como para integrarla en smartphones y otros dispositivos.

Y han aprovechado sus logros para burlarse de uno de sus mayores competidores, Intel. Un directivo de la compañía se atrevió a comparar su nuevo chip con el prototipo que Intel muestra en las ferias. Un chip comparado con una caja enorme, la diferencia es notable.

Lo cierto es que Qualcomm no sólo hace procesadores; una gran parte de sus beneficios dependen del mercado de las telecomunicaciones. Por eso es tan importante para ellos conseguir cierta ventaja con el 5G. Y también es una victoria en su particular batalla con Intel.

Ericsson y Telefónica se alían en las primeras pruebas

Por último, merece la pena destacar que Ericsson y Telefónica ya hicieron una prueba del 5G en España. Aprovecharon el MWC 2017 para conducir un coche a distancia en Tarragona desde Barcelona, en la feria. En otras palabras, el 5G ya es tan rápido que nos permite manejar un coche que está a 70 kilómetros a distancia.

Telefónica estima que empezaremos a ver los primeros ejemplos de 5G en 2020. Mientras, Ericsson prevé que en 2026 la industria del 5G estará valorada en 582.000 millones de dólares. Pero Qualcomm se atreve a asegurar que podrían empezar a equipar teléfonos con 5G en 2019, en apenas dos años. Sólo nos queda esperar a ver cómo se asienta el estándar.