Excavadoras autónomas: lo siguiente a los coches autónomos

Excavadoras autónomas: lo siguiente a los coches autónomos

Después de los coches autónomos y las motos que se sostienen solas, lo siguiente son excavadoras autónomas. Sí, excavadoras.

Después de los coches autónomos y las motos que se sostienen solas, lo siguiente son excavadoras autónomas. Sí, excavadoras, de las que retiran tierra y escombros.

2017 está siendo el año de los coches autónomos gracias a compañías como Tesla y Google. 2018 promete aún más, con los primeros coches sin conductor en absoluto circulando por las carreteras. E incluso algunos fabricantes como Honda están probando motos que se sostienen en pie solas, y que son capaces de seguirnos cuando caminamos.

Los vehículos autónomos son muy prometedores a día de hoy, y su futuro parece aún más prometedor. Pero no sólo vamos a tener coches y motocicletas autónomas dentro de unos cuantos años. Existen más vehículos que se usan para trabajar, como camiones o excavadoras. Y estos también van a tener su dosis autónoma.

Llegan las primeras excavadoras autónomas

Lo que tenéis justo encima es una auténtica excavadora eléctrica. Utiliza A-GPS para guiarse en una obra con una precisión de centímetros, además de radares LIDAR diseñados para resistir las condiciones de una construcción. Sobre el papel no es muy diferente a un coche autónomo, sólo que saca tierra y escombros en vez de llevar a gente por la carretera.

Además, y según detalla Wired, la excavadora autónoma tiene una gran ventaja sobre los coches autónomos. En una carretera pueden ocurrir muchos imprevistos, es un caos predecirlos todos. Una obra o una construcción es un entorno controlado en el que se puede mover con libertad, por lo que no tiene ese problema. Por supuesto, tiene sensores de proximidad para evitar colisiones y accidentes con obreros. Además de un supervisor controlando el trabajo en todo momento.

El problema al que sí se enfrenta es cambiar el entorno que le rodea. El robot excava donde esté programado, con las medidas que se le indiquen. Puede hacer la misma carga de trabajo que un equipo de obreros humanos. La ventaja es que no necesita descansar, no se puede herir y puede funcionar las 24 horas del día.

La excavadora de Built Robotics, startup de un ex-Googler

La compañía detrás de estos prototipos se llama Built Robotics, y esta fundada por un ex-ingeniero de Google llamado Noah Ready-Campbell. Ya ha hecho varios proyectos piloto en la Bahía de San Francisco, aunque todavía están perfeccionando la tecnología. Y lo más importante, ya han conseguido 15 millones de dólares en financiación de capital riesgo.

Cyngn podría entrar en la construcción

Pero Built Robotics no está sola en este campo. Cyngn, la antigua Cyanogen dedicada a crear versiones personalizadas de Android, ha cambiado de repente sus metas. Ahora están metidos de lleno en el desarrollo de productos autónomos. Y, según ReCode, la meta secreta sería meterse de lleno en la automatización de equipamiento para la construcción.

El camión autónomo de Tesla también está cerca

Y no podía faltar Tesla en la ecuación. Sabemos desde hace varios meses que la compañía de Elon Musk quiere producir un camión, además de una ranchera. Hasta ahora Tesla sólo ha hecho utilitarios, y con estos dos vehículos se metería de lleno en los vehículos destinados a trabajar. Tendremos que esperar algunas semanas para comprobar cómo es.