Omicrono, la tecnología de El Español

Apple ha tomado una muy mala decisión en el iPhone X: incluir el notch, que resta mucha pantalla.

Apple ha publicado recientemente las guías de diseño de páginas web para el iPhone X. Debido a la peculiaridad de la pantalla (tiene lo que la comunidad ha denominado como entrecejo), hay que adaptar las páginas web y apps para que se ven correctamente y para que no se vean afectadas por la forma tan extraña de su pantalla.

Todo correcto, hasta que comprobamos que la pantalla infinita no lo es del todo, pues gran parte de ella queda totalmente inútil, al no poder ser usada por no ser hábil. Es algo que ya intuíamos desde que se presentó el teléfono, pero que Apple ha acabado por confirmar con este documento.

El entrecejo o notch del iPhone X (como se le está denominando tanto en el mercado hispanohablante como en el mercado anglosajón) no permite que toda la pantalla sea útil, por lo que la gran pantalla del iPhone X es tan solo un elemento ilusorio, o al menos cuando ponemos el teléfono en horizontal, que es cuando más se nota.

Región segura para que se vea correctamente

Los desarrolladores web y los desarrolladores en general tendrán que dejar lo que Apple ha denominado como región segura para que el contenido web no interfiera con la forma de la pantalla. No obstante, de este modo se pierde un espacio muy considerable.

La marca, lejos de ser útil, no es más que un lastre tanto para los desarrolladores como para los usuarios, quienes que tendrán que lidiar, muy probablemente, con las apelaciones y webs que no se hayan adaptado a la pantalla.

Lo que ocurriría si no se adapta la web a la nueva pantalla es justamente lo que vemos arriba: el notch se come el contenido, por lo que no podremos visualizarlo correctamente, como si fuera un anuncio molesto. Por lo tanto, Apple ha decidido que es mejor desaprovechar espacio a que la web se vea mal, quedando una imagen resultante como al que vemos abajo:

Pero no solo se pierde espacio en el lado izquierdo, sino que para mantener la simetría también se pierde en la parte de la pantalla y, adicionalemente, en la parte inferior de la pantalla. Lo que queda en rojo es la parte inútil (que no debería ser usada) y el resto es el área segura, la que se puede usar sin miedo a perder contenido.

Por supuesto que la única solución para no perder el contenido es perder espacio, pero demuestra que quizás no haya sido buena idea incluir este ‘entrecejo’. Otra de las opciones que tiene Apple es que se bloquee todo el contenido en horizontal, pues el resultado de la ‘solución’ tampoco es muy católico.

1 de 16