Microsoft confirma la muerte de la Kinect: no se volverá a fabricar

Microsoft confirma la muerte de la Kinect: no se volverá a fabricar

A pesar de que la Kinect fue una innovación para su tiempo, Microsoft ha confirmado que ya está muerta y que no se volverá a fabricar.

Microsoft confirma la muerte de la Kinect.

A pesar de que los juegos ‘manos libres’, sin controladores, son el futuro, Microsoft ha matado oficialmente su Kinect, el dispositivo que casi se podría decir que salvó la franquicia Xbox y que ha hecho de ella lo que es actualmente. Además, ha servido como punto de innovación e investigación (de hecho, aún se sigue usando en entornos universitarios).

No obstante, Microsoft no es quien inventó esta tecnología. Y, mucho menos, tampoco fue quien primero la acercó al público general (en este caso, sería Nintendo con su la Wii). Tampoco fue quien la popularizó, pues lo cierto es que la Kinect nunca tuvo un éxito tan grande más allá de la innovación y la curiosidad. Realmente pocos juegos supieron aprovechar todo el potencial. Sin embargo, la Kinect ha supuesto un punto de inflexión muy grande.

En total se vendieron 35 millones de unidades, 3 veces más unidades que la mítica Nintendo 64 e incluso más que la N64 y la GameCube juntas. No obstante, poco a poco ha ido teniendo cada vez menos importancia en el panorama de las videoconsolas y ahora Microsoft acaba de confirmar su muerte, posiblemente prematura.

Kinect, el controlador avanzado de Microsoft

La Kinect se presentó en 2009 y, a pesar de que, como decimos, a nivel de idea no era algo totalmente innovador, pues Nintendo ya tenía su Wii en el mercado, con un sistema similar, sí que era innovador desde el punto de vista técnico. Fue oficialmente lanzado en 2010 y hasta 2013 no se renovó, cuando se presentó la Xbox One.

La Kinect permitía controlar los juegos mediante nuestor cuerpo y mediante la voz

Desde entonces la Kinect no hizo más que caer en picado. A pesar de que Microsoft advirtió que no se podría sacar todo el rendimiento a la consola sin tal controlador, eso no fue suficiente como para que la Kinect cayera hasta lo más profundo, pues a pesar de que la gente seguía adquiriendo la consola, lo hacía por separado, sin el periférico.

Pero no era necesario que Microsoft lo anunciara, ya se sabía desde hace años que la Kinect como proyecto y como producto no tenía futuro. De hecho, muchos de los ingenieros encargados del desarrollo del dispositivo pasaron a formar parte hace 2 años del equipo que ha desarrollado Face ID, el sistema de autentificación mediante reconocimiento facial que se introdujo con el iPhone X, aún no presente comercialmente en el mercado hasta el próximo 3 de noviembre.

  • Es una lastima, tenia mucho potencial este producto, de hecho vi demos de lo que podrian ser juegos geniales. Pero microsoft tiene un buen de ganas de matar muchas tecnologias buenas en lugar de potenciarlas, como windows phone y la propia xbox one 😛

  • acerswap

    Cometen un error. Dejar de fabricarlo en vez de reorientarlo a otro publico es un enorme fracaso. Tiene aplicaciones medicas probadas para mejorar la higiene postural o a la hora de manejar animaciones en el cine y muchos mas.