La mochila ordenador de HP para la realidad virtual

La mochila ordenador de HP para la realidad virtual

Miramos de cerca la nueva "mochila ordenador" de HP Omen. Una solución ingeniosa para librarnos de los cables en la realidad virtual.

Miramos de cerca la nueva “mochila ordenador” de HP Omen. Una solución ingeniosa para librarnos de los cables en la realidad virtual.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la realidad virtual es al uso de cables. Los headsets más potentes, como Oculus Rift o HTC Vive, usan varios cables para conectarse al ordenador donde funcionan. Algo sencillo, pero que supone un problema en el uso real. ¿Qué pasa si me tropiezo con el cable? ¿Y si se desconecta, o se enreda?

Para este problema existen varias soluciones propuestas. La primera es hacer que la conexión entre ordenador y gafas de realidad virtual sea inalámbrica. Las llamadas “Santa Cruz” de Oculus Rift apuntan en esa dirección. Pero la otra posible solución está en hacer que no podamos tropezarnos con los cables. Y aquí es donde entra la mochila ordenador.

La mochila ordenador para jugar en VR

Lo que podéis ver en las imágenes es la nueva apuesta de HP en la realidad virtual. Se trata de un ordenador en tamaño reducido que se puede conectar a un arnés, que se coloca como una mochila en nuestro cuerpo. Lo encajamos con un par de clips y listo, se queda pegado a nuestra espalda.

La mochila no sólo cuenta con puertos y botones para poder controlarla; también tiene dos conectores para baterías externas que se colocan en el arnés. Estas baterías dan una hora de rendimiento, y una batería interna se asegura de que el PC se mantenga encendido cuando las cambiemos. El arnés también separa nuestra espalda del ordenador, para que no nos transfiera todo el calor.

Pero no sólo se puede usar conectado a ese arnés para la espalda. El HP Omen VR también tiene una base donde lo podemos poner en vertical. De esta forma hace de ordenador convencional, conectado a un monitor, teclado y ratón. No sólo serviría como mochila, la idea es usarlo también como un ordenador de sobremesa.

Más posibilidades para la realidad virtual

Con esta mochila encima dejamos de necesitar estar atados a un ordenador para que las gafas de realidad virtual funcionen. El ordenador está literalmente a nuestra espalda, así que no necesitamos un cable largo. Con unos centímetros que unan nuestra cabeza con la espalda es más que suficiente.

Pero esto tiene más potenciales que atarlo a una habitación. El espacio de juego se podría hacer mucho más grande, gracias a que el jugador no está restringido a mantenerse al alcance de un cable. No para nuestras casas, donde el alcance está más limitado, sino para ser usado en salas de juego con espacio suficiente.

Y podría llevarnos a juegos donde podamos recorrer metros y metros de escenario, sumergiéndonos aún más en la experiencia. Sin el riesgo o la molestia que supone un cable, sin depender de su longitud, porque llevaríamos todo lo necesario encima. Hasta que se nos acaben las baterías.

Además, no sólo hablamos de videojuegos de realidad virtual. HP ya presentó una variante de esta mochila que no está ideada para jugar en realidad virtual. En realidad, se centra en los clientes empresariales que necesitan trasladar entornos a realidad virtual.

  • Esteban Abarca

    como solucionariamos la conexion de los cables de los sensores? esto en el caso del Oculus Rift

  • gabriel Oz

    Pero muy mal por el diseño, eso tiene el logo de nexus ahí.