Juega a tus cartuchos originales de la Nintendo SNES con esta consola

Juega a tus cartuchos originales de la Nintendo SNES con esta consola

Analogue Super Nt es una consola con la que podrás usar tanto los cartuchos como los juegos originales de la Super Nintendo.

Esta consola retro quiere que juegues con los cartuchos originales de la Super Nintendo.

La Nintendo SNES Mini es la consola con la que Nintendo ha revivido a la antigua Super Nintendo, una de las videoconsolas más famosas que ha existido jamas (vendida en Europa a partir de 1992; tuvo un total de 49 millones de ventas). Pero ahora le ha salido un gran contrincante que quiere revivir a la Super Nintendo, pero de verdad: haciendo que los antiguos juegos sean compatibles.

Efectivamente, esta nueva consola quiere que desempolves tus juegos de hace 25 años para que puedas volver a jugar en ellos. Y son promesas, sino hechos: el año pasado el mismo fabricante ya consiguió fabricar una consola capaz de ejecutar los juegos de la NES (Nintendo Entertainment System), que en este caso es algo más antigua, de 1986, por lo que sus primeros juegos ahora mismo tienen 31 años.

Hablamos, en concreto, de la Analogue Super Nt, una consola moderna desarrollada específicamente para poder jugar con juegos con más de dos décadas. Y no solo eso, sino que también permite revivir los accesorios oficiales con los que jugabas en la Super Nintendo original de 1992.

Diseñada para peservar la historia de los videojuegos, con el respeto que merece

No usa emulación para jugar a los juegos retro, sino que directamente es capaz de leer los cartuchos. Los mismo que llevamos guardando (o que muchos ya habrán tirado hace muchos años) durante décadas. Como en la original, tenemos una ranura en la parte superior desde la cual podremos introducir los cartuchos ya extintos y que hoy en día son más que una reliquia.

También tenemos dos ranuras en el canto delantero, en la que podremos conectar los controladores originales y cualquier otro accesorio compatible con la consola original.

También en la parte de los gráficos se han encargado de todo parezca como en la antigua Nintendo: la propia consola se encarga de que hacer que la imagen que veamos en nuestra pantalla de 2017 se vea como si estuviéramos de vuelta en el siglo pasado.

No obstante, aunque trate de recordarlo todo tal y como en la original, en esta ocasión sí que tenemos un mando inalámbrico, pues es una ventaja muy considerable (es el que vemos en la imagen superior).

Tenemos tres modelos: una negra, otra transparente (la versión ‘invisible’) y otra más clásica. Las tres tienen un precio de 190 dólares. Los mandos inalámbricos, fabricados por 8 bitdo, cuestan 40 dólares y se adquieren por separado. Es mucho más cara que la SNES Classic Edition, cuyo precio de venta eran 79,99 euros, e incluía dos controladores no inalámbricos.

Web de Analogue

  • Jir

    Si tienes los cartuchos tienes la consola, solo que hayas tenido una mala jugada y ya no funcione mas. Pero por el precio mejor buscar la original en buen estado.