Todo sobre la batalla legal entre Apple y Qualcomm

Todo sobre la batalla legal entre Apple y Qualcomm

Una de las batallas legales más grandes que hemos vivido entre gigantes tecnológicos es la de Apple Vs. Qualcomm. Te explicamos lo que se sabe.

Una de las grandes batallas legales entre gigantes tecnológicos está teniendo lugar: te explicamos qué es lo que está ocurriendo entre Qualcomm y Apple.

En Internet y en las tecnológicas hemos visto bastantes batalles legales, como la de Samsung y Apple, o la de Google y Uber, pero la palma, por su magnitud, se la lleva la batalla legal activa entre Qualcomm, el fabricante de chips móviles más conocido, y Apple, el fabricante de teléfonos que no necesita presentación.

Apple ha demandado a la Qualcomm por valor de 1000 millones de dólares de indemnización, además de otra demanda en Reino Unido y otra en China por valor de 145 millones.

Qualcomm, por su parte, quiere que Apple no pueda vender iPhone en Estados Unidos (lo que supondría una reducción en un 40% de las ventas de iPhone; el iPhone es la principal fuente de financiación de Apple, suponiendo un 60%) y también en el territorio chino, otro de los mercados mas importantes (aunque cada vez menos), tanto a nivel de fabricación como a nivel de ventas.

Pero, ¿cómo hemos llegado hasta esta situación? ¿Qué es lo que ha hecho Apple para enfrentarse a tales requerimientos legales? ¿Y qué es lo que ha hecho Qualcomm para que la californiana le requiera más de 1000 millones de dólares?

Imagen de EETimes

La prohibición de fabricación y venta de los iPhone en China sería debastador, pues Apple fabrica casi en su totalidad sus teléfonos en las fábricas chinas de Foxconn (concretamente el 90%), la multinacional taiwanesa encargada de la fabricación de los productos móviles de Apple ‘desde siempre’ (además de las Kindle de Amazon, la PS4 de Sony, la Wii U y la 3DS de Nintendo y la Xbox One de Microsoft).

Apple demanda por cobrar regalías en exceso

A principios de año, Apple demandó a Qualcomm por valor de 1000 millones de dólares por supuestamente cobrar las regalías por uso de sus patentes hasta 5 veces más caras que a otros fabricantes.

Tan solo unos días antes, el fabricante de chips había sido demandado ante la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos (USITC por sus siglas en inglés) por aplicar tácticas anticompetitivas en lugar de otorgar licencias por patentes esenciales para los estándares de la industria.

Para Apple, «Durante muchos años Qualcomm ha insistido injustamente en cobrar regalías por tecnologías con las que no tiene nada que ver. Cuanto más innove Apple con características únicas como TouchID, pantallas avanzadas y cámaras, por nombrar sólo algunas, más dinero recogerá Qualcomm sin ninguna razón y más caro resultará para Apple financiar estas innovaciones».

Debido a la demanda de la californiana, Qualcomm decide entonces retener casi 1000 millones de dólares presuntamente como represalia. Añadió, además, que las reclamaciones de Apple eran ‘infundadas’. stos casi 1000 millones provienen de los ‘reembolsos trimestrales’, que, en virtud de un acuerdo entre las compañías, Apple debía recibir.

Apple deja de pagar, y Qualcomm demanda por infringir patentes

Apple suspende el pago de las regalías a Qualcomm, detallando que «Sin una tarifa acordada para determinar cuánto se debe, hemos suspendido los pagos hasta que el tribunal determine el monto correcto».

Por lo tanto, en junio, Qualcomm envió un comunicado expresando que ha contrademandado a Apple en la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos argumentando que está incurriendo en un delito de importación y venta de iPhone que infringen hasta 6 patentes registradas del fabricante de chips.

Busca, en concreto, una indemnización por daños y perjuicios, además de la aplicación de medidas cautelares: pide a la ITC que emita una orden de exclusión limitada (LEO, por sus siglas en inglés) para que se prohíba la importación, distribución, publicidad y venta de los iPhone que infringen las patentes para detener el presunto uso ilegal de su tecnología.

Un total de 6 patentes infringidas

Incluso reclamó que también se cese su demostración en público y su almacenamiento de inventario. Las patentes infringidas presuntamente eran las siguientes:

  • Patente de los Estados Unidos número 8 698 558 (2014): hacer que la antena siempre esté usando la cantidad justa y necesaria de batería para transmitir vídeo, texto o voz, para así prolongar la vida útil de la batería.
  • Patente de los Estados Unidos número 8 633 936 (2014): alto rendimiento de gráficos para juegos, al mismo tiempo que se consigue una mayor duración de batería.
  • Patente de los Estados Unidos número 9 608 675 (2013): usar varios carriles de la ‘superautopista de datos’, para que se envíen los datos a una velocidad mucho más alta, entre ellos los vídeos en directo, prolongando además la vida útil de la batería.
  • Patente de los Estados Unidos número 8 838 949 (2014): habilita el ‘flashless boot‘, que permite a un smartphone conectarse a Internet rápidamente tras encenderse, llegando a ahorrar también batería.
  • Patente de los Estados Unidos número 9 535 490 (2017): permite que las aplicaciones obtengan los datos que necesiten de Internet para funcionar de manera más rápida y más eficiente actuando como ‘policías de tráfico’ inteligente entre el procesador de aplicaciones y el módem.
  • Patente de los Estados Unidos número 8 487 658 (2013): conectarse a circuitos de alto y bajo voltaje con interfaces eficientes para incrementa el rendimiento del smartphone, al mismo tiempo que se incrementa la vida útil de la batería.

Según la compañía, cada una de las patentes infringidas es vital para las funciones del iPhone

Ninguna de las patentes de Apple es crucial para seguir ningún estándar de telefonía móvil, por lo que en ningún caso ha estado obligado de incluir esa tecnología.

Gracias a sus patentes, Qualcomm asegura que ha contribuido a que las velocidades de transmisión de datos aumentasen un 2500% en una década y media, además de que estos avances cruciales han servido para aumentar la autonomía de una batería, prolongando su uso.

Declaraciones falsas sobre la calidad de los chipsets

En el siguiente episodio, Apple eleva la demanda inicial a Qualcomm alegando de que tiene más pruebas de que este opera en un ‘modelo comercial ilegal’ en el que cobra de más por el uso de sus patentes.

Para Apple, Qualcomm seguía sin ejercer su obligación de cobrar regalías justas

Solicita al Tribunal que desestimara las contrademandas de Qualcomm que le acusaban de haber realizado declaraciones falsas sobre la calidad de los chips de su competidor Intel. Qualcomm cree fehacientemente que Apple limitó deliberadamente el rendimiento de sus chipsets para que no sean superiores a los de Intel.

Los Qualcomm son los únicos capaces de llegar a velocidades de 1000 Mbps

Esto es viene de que algunos iPhone 7 incluyen un módem Intel, y otros un Qualcomm, y Apple habría limitado estos últimos para que tuvieran las mismas especificaciones que los iPhone que llevaban Intel, para que aumentar la paridad entre los dispositivos de la misma gama (a priori, es lo justo para los clientes).

Apple quiere escabullirse de pagar, según Qualcomm

Steve Mollenkopf, CEO de Qualcomm, declara que «[Apple] quiere pagar menos por el valor razonable que Qualcomm ha establecido en el mercado para nuestra tecnología, a pesar de que Apple ha generado miles de millones en ganancias por usar esa tecnología».

Unos días más tarde del requerimento por valor de 1000 millones de Apple a Qualcomm, el creador del iPhone presenta una demanda en China por valor, en esta ocasión, de 145 millones de dólares, apenas el 15% del valor de la demanda interpuesta en Estados Unidos.

En esta ocasión, Don Rosenberg, asesor general de Qualcomm, en una entrevista, explica que «Estas presentaciones de la subsidiaria china de Apple son solo parte de los esfuerzos de Apple por encontrar formas de pagar menos por [nuestra] tecnología».

Prohibición cautelar de fabricación y venta de iPhone

Por último, el 29 de septiembre Qualcomm presentó una nueva demanda en China para que el gobierno prohíba tanto la fabricación como la venta de iPhone por usar patentes sin permiso (recordemos que Apple ha dejado de pagar). En este caso son 3 las patentes que presuntamente infringe, que van desde el ahorro de energía hasta el uso de Force Touch.

El último requerimiento de Qualcomm nunca podría llegar a cumplirse, pues recordamos que las patentes en China no funcionan igual que en el resto de mundo: ya hemos visto como firmas chinas copian de forma muy descarada a marcas europeas y estadounidenses (desde iPhone, Samsung, hasta muebles exactamente iguales a los de Ikea; incluso copian coches de lujo).

Estamos en un punto en el que el gobierno surcoreano a ha multado con 854 millones de dólares a Qualcomm por prácticas monopolistas, además de que la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos ha abierto diligencias legales en contra de la misma compañía, sumado a las acciones legales que ha tomado Apple en Estados Unidos, Reino Unido y China.

  • Kyotaro Himura

    Lo que es DEVASTADOR es esto:” ..de los iPhone en China sería debastador, pues…” XD