Omicrono, la tecnología de El Español

Esta sonda europea será la que más cerca ha estado del Sol jamás.

La Agencia Espacial Europea (ESA), dentro de la cual participa España (con una contribución intelectual del 7% y económica de 170 millones de euros) está ultimando la sonda Solar Orbiter, que como su propio nombre indica orbitará alrededor del Sol. Espera ser lanzada desde Cabo Cañaveral, Forida, en febrero de 2019.

Lo más próximo que llegará a estar a 42 millones de kilómetros del Sol, casi 110 veces de la distancia que hay de la Tierra a la Luna en un punto medio. Como curiosidad, estará más cerca incluso de lo que llega a estar Mercurio, el planeta más cercano al Sol.

Este planeta se estima que llega a los 350 grados centígrados de día, por lo que las temperaturas que tendrá que soportar Solar Orbiter son extremadamente altas.

¿Cómo el Sol crea y controla la heliosfera?

Esta es justamente la respuesta que tratará de responde esta nueva sonda: “¿Cómo el Sol crea y controla la heliosfera?“. La heliosfera es, concretamente, una región espacial bajo la influencia del viento solar y su campo magnético. Es una gran burbuja de partículas que está en torno a el Sol y que gracias a los vientos solares, llega hasta más allá de Plutón.

El viaje durará 3 años y se usará la la gravedad de nuestro planeta Tierra y de Venus para coger velocidad (lo que se conoce como asistencia gravitatoria). La misión, en su conjunto, se espera que tenga una vida útil de 7 años.

Se acercará al Sol cada 5 meses

Una vez en el Sol seguirá una órbita elíptica, y mucho. Como decíamos antes, llegará a estar a 42 millones de kilómetros del Sol (0,28 unidades astronómicas), pero también llegará a estar a casi la distancia desde el Sol hasta la Tierra (concretamente 0,9 UA).

Instrumentación

Tendrá un total de 10 elementos científicos que son los que se encargarán de tomar todas aquellas medidas necesarias para la investigación.

Tenemos dos tipos de instrumentos. Primero, los considerados in situ, conocidos así porque no tomarán las medidas a distancia. Son los siguientes:

  • Detector de partículas energéticas (EP) diseñado en la Universidad de Alcalá, España. También colaboran investigadores de Estados Unidos, Alemania y de la propia ESA. Está compuesto por 5 detectores distintos, y cada uno de ellos se encarga de detectar un tipo de radiación diferente. El desarrollo del ordenador abordo de este instrumento, así como también la fuente de alimentación ha sido desarrollado también por investigadores españoles. Estos sensores son, de hecho, de los más importantes en la misión.
  • Magnetómetro (MAG), que será quien realizará las mediciones del campo magnético de la heliosfera.
  • Analizador de ondas de radio y plasma (RPW), que medirá campos magnéticos y eléctricos.
  • Analizador de viento solar (SWA), encargado de medir las propiedades y composición del viento solar.

Por otro lado, tenemos la instrumentación de teledetección, que recogerá los datos a distancia: espectómetro de rayos X (STIX), espectrómetro de imágenes EUV (Extreme ultraviolet) (STIX), un sensor de imagen (SoloHI) para visualizar los flujos transitorios y cuasi-constantes del viento solar, un sensor de imagen (PHI) para medir el campo magnético fotosférico, un cronógrafo (METIS) para proporcionar imágenes UV simultáneas y polarizadas y un sensor de imágenes EUV (EUI) que fotografiará varias capas de la atmósfera solar.

1 de 4