Omicrono, la tecnología de El Español

Si durante el tiroteo de las Vegas, en el que murieron 58 personas, buscabas información del mismo en YouTube, lo primero que encontrabas era teorías de conspiración.

Durante el tiroteo de las Vegas, aparte de los momentos de tensión, quien buscara información en Internet sobre el suceso, muy probablemente se topara con información falsa o no del todo cierta. Ocurrió tanto en Google como en YouTube, donde los portales enlazaban a vídeos o a webs donde había información imprecisa.

YouTube y su responsabilidad de eliminar las fake news

En el caso de Google, por ejemplo, enlazaban como primer resultado en el widget de Google News (colocado estratégicamente para que sea visto por miles de personas) a un hilo de 4chan, donde, como es común, se maneja mucha información falsa y sin contrastar, además de que es un sitio donde la especulación está a la orden del día.

El caso fue distinto en YouTube, pero muy por la misma línea: en los primeros resultados aparecían vídeos en los que se especificaba que habían más de un tirador, cuando ya se había confirmado gracias a las autoridades que únicamente se trataba de una persona.

En el vídeo, titulado como “Proof Las Vegas Shooting Was a FALSE FLAG attack—Shooter on 4th Floor”, también se hablaba de teorías de conspiración, concretamente de un ataque terrorista de falsa bandera (cometido por el propio gobierno, y en el que las víctimas serían actores). En este caso, llegó a tener más de un millón de visitas en menos de 24 horas.

Google asegura que están cambiando los algoritmos

Inicialmente, según Google lo que ocurrió no suponía un error, pero posteriormente cambiaron su postura. Según Google, cada uno de los medios que hay tiene un punto de vista distinto, y tiene derecho a expresarlo.

Los propios usuarios son los que han ejercido la presión para que el algoritmo cambiase

No obstante, para subsanar este grave error y para que no vuelva a suceder, han acelerado la llegada de un nuevo algoritmo que mostrará las fuentes más fiables; como siempre, no ha publicado en qué se basan para realizar esta clasificación.

Probablemente, el primer resultado se correspondiese con una teoría de un ataque de falsa bandera gracias a la viralidad que tienen ese tipo de vídeos (una de las variables que tiene en cuenta YouTube para clasificar los vídeos es el nivel de viralidad), aunque eso no se corresponde con calidad en el contenido, sino más bien (de forma común) todo lo contrario.

También hay que entender que se cuelgan 400 horas de vídeo por minuto, por lo que es casi imposible clasificarlo todo y sin fallos.

1 de 14