Casi 500 de las webs más populares registran todo lo que haces mientras navegas

Casi 500 de las webs más populares registran todo lo que haces mientras navegas

Las webs más conocidas registran todo lo que hacemos en ella, y supone una vulneración de nuestra intimidad muy importante.

Las webs más conocidas registran todo lo que hacemos en ella, y supone una vulneración de nuestra intimidad muy importante.

La Universidad de Princeton, Nueva Jersey, Estados Unidos, ha realizado un estudio donde analiza los sitios web más visitados. Como conclusión, ha determinado que casi 500 de las webs más visitas de forma mundial espían a sus visitantes grabando todo lo que estos hacen en su portal web.

No hablamos de que registren datos con fines estadísticos y de forma globales (es decir, que no se registren los datos de la persona, sino de un conjunto), sino que directamente se registran las sesiones completas de todas aquellas personas que entren en la web. Se registra cada clic, cada scroll, lo que escribe en cada caja de texto e incluso los movimientos de ratón. Por supuesto, el usuario es un auténtico desconocido de lo que ocurre.

De hecho, podría ser constitutivo de delito. Cuando nosotros llamamos al servicio de atención de casi cualquier empresa, si esta quiere grabar nuestras conversaciones con fines estadísticos o para tener una copia de todo lo que se hable, o para lo que sea, tenemos que dar nuestro permiso expreso, pues si no, se está vulnerando el derecho de la intimidad de las comunicaciones. En este caso no estaríamos hablando de comunicaciones como tal, pero se está vulnerando un derecho a la ‘intimidad informática’ reconocido por la Ley y por el art. 18 CE.

Se registra todo, incluso los datos bancarios

Entre los portales web más visitados que presuntamente tienen este tipo de prácticas, encontramos a Microsoft, WordPress, Adobe, GoDaddy, Spotify, Reuters o Ryaner, casi todos ellos (de hecho, todos menos Reuters) dedicados a la venta online. Lo más importante es que no se está teniendo en cuenta el consentimiento de los usuarios.

Google Analytics, por ejemplo, registra también cada movimiento de nuestro ratón, cada clic, pero esos datos son anónimos. No saben que son nuestros. Esto es, entre otras cosas, para identificar si quien está detrás de ese ratón somos nosotros o no. Estos portales, en cambio, sí que registrarían datos que exceden este límite.

Estos datos registrados tienen como fin cambiar las partes más confusas de la web, pero vulnera la intimidad

Las sesiones se pueden grabar y se pueden duplicar, literalmente. Con los datos registrados, se puede replicar todo aquello que ha hecho el usuario. La función de todo esto está muy clara: saber en qué parte de la web el usuario deja de comprar, saber por qué, ver qué se podría cambiar, todo ello con la intención de mejorar el diseño técnica de la web para incentivar a una mayor ratio de conversión.

Sobre lo que escribimos, se registra todo. Incluso aunque lo borremos, ahí sigue. Registran, y siempre atendiendo a las conclusiones, cada tecla del ratón. Si pulsamos un espacio, ahí queda. Si pulsamos retroceso, ahí queda también. Aunque no lo enviemos. Por lo tanto, también se registran los datos bancarios que registramos, que, en teoría, no deberían registrar. Por lo tanto, se convierte ya en algo mucho más peligroso.

  • Astur

    ghostery