Es la segunda compañía que se hace público que compra relacionada con la Realidad Aumentada en la segunda mitad del año.

Está más que claro que Apple está detrás de la Realidad Aumentada (AR por sus siglas en inglés). Primero, se contrataron ex-empleados de la NASA para desarrollar ARKit, la Realidad Aumentada de los iPhone, con la que con nuestro propio iPhone podremos crear AR. Poco tiempo más tarde, compra SensoMotoric Instruments, una alemana dedicada a diseñar gafas de realidad aumentada (como las que Google lanzó hace unos años, más o menos), aunque se desconoce por cuánto se hizo efectiva.

Ahora, se hace pública la compra de otra compañía de Realidad Aumentada por valor de 30 millones de dólares. En este caso, se trata de una compañía que diseña cascos de Realidad Aumentada. La compañía en concreto se trataría de VRvana, fundada en 2005 en Montreal, Canadá.

La empresa es pequeña para valer tal cantidad. De hecho, está compuesta por doce empleados, a parte de su CEO. Uno de sus productos estrella, unos cascos de realidad mixta, ni siquiera llegaron a ver nunca el mercado (recordemos que la tónica general de las startups es crear productos, aunque estos no den beneficios; la parte de los beneficios ya llegará algún día).

La Realidad Aumentada, el futuro de Apple

Con Mike Rockwell al cargo de la división de AR, ex-ejecutivo de Dolby, y el equipo que Apple ha ido adquiriendo estos últimos meses, se estima que Apple podría lanzar su solución de Realidad Aumentada de forma comercial para 2020, que es la fecha que la propia compañía ha propuesto.

La nueva empresa subsidiaria de Apple no solo se dedica a la Realidad Aumentada, sino su tecnología incorpora Realidad Aumentada y Realidad Virtual, y es ello lo que la hace tan especial. Son capaces de realizar la transición desde una hasta otra mostrando imágenes opacas en su panel OLED.

Los casos de VRvana ofrecen retrasos de solo 3 ms, ideal para este tipo de tecnologías

Otro de los puntos más importantes es la calidad de la pantalla (algo que Apple ya había remarcado que era necesario) y el tiempo de respuesta, que desciende hasta los 3 ms en los cascos de la compañía. Gracias a este retraso, la persona no tendrá esa sensación de desubicación con el entorno, algo clave en la Realidad Mixta.

Ni Apple ni la propia compañía han confirmado la compra que ha hecho pública TechCrunch. Además, la californiana se ha negado a realizar comentarios acerca de la filtración (recordad, una no respuesta es incluso más que una respuesta).