Omicrono, la tecnología de El Español

Apple forma y previene a los usuarios de la pantalla OLED presente en el nuevo iPhone X. ¿Qué es lo que debes saber?

El iPhone X es el futuro del smartphone. Apple lleva pronunciando esta afirmación desde el momento en que anunció esta edición del iPhone durante la Keynote de septiembre. Algunas semanas después, el iPhone X ya está en las tiendas de todo el mundo y desde el pasado viernes 3 de noviembre también en manos de miles de compradores que no han dudado en desembolsar los 1.159€ que cuesta en España.

Es la mayor revolución del iPhone desde su nacimiento y, por supuesto, su pantalla es la protagonista indiscutible del nuevo smartphone de Apple (bueno, con permiso de los Animojis, que están teniendo un éxito brutal en redes sociales).

Apple deja atrás el botón de inicio en el frontal y ahora está dominado por un panel OLED de 5.8 pulgadas que ofrece un muy alto brillo, colores muy llamativos y un contraste casi infinito. Sin embargo, los paneles OLED también tienen ‘peculiaridades’ y con ellos pueden surgir algunos inconvenientes a medio y largo plazo. Los de Cupertino han decidido adelantarse a ‘los dramas’ publicando unas aclaraciones de cómo funciona la tecnología OLED, los cambios visuales que pueden aparecer y qué puede ocurrir bajo algunas condiciones, como mantener una imagen estática durante largos periodos de tiempo.

Lo que ofrece la pantalla OLED del iPhone X

Apple denomina a su pantalla en el iPhone X Super Retina y, por recordar, se trata de un panel de 5.8 pulgadas de diagonal con una resolución de 2.436×1.125 píxeles, capaz de reproducir contenido en alto rango dinámico (HDR) y con tecnología True Tone.

Apple ha confiado la labor de fabricar esta pantalla a Samsung, ya que el gigante surcoreano tiene una amplia experiencia con la tecnología OLED, que ha ido perfeccionando en sus propios smartphones durante años. En las últimas semanas han corrido ríos de tinta por los problemas de las pantallas OLED del Google Pixel 2 XL (P-OLED, en concreto). Dichos paneles, fabricados por LG, son la razón por la que el terminal no es prácticamente perfecto, como comentamos en nuestro análisis a fondo.

Tonos azulados al mirar la pantalla con un ligerísimo ángulo, colores apagados, texturas extrañas, problemas de retención de elementos tras pocos días de uso… ¿Pasa o pasará lo mismo en el iPhone X?

De momento la respuesta a esta pregunta es NO. El iPhone X no sufre estos problemas, al igual que tampoco los sufre el Pixel 2 (de menor tamaño, con pantalla fabricada por Samsung). Sin embargo, ya sabemos que cualquier fallo que esté relacionado con dispositivos de Apple se magnifica y por eso la compañía ha decidido adelantarse.

En su página de soporte explica cómo los paneles OLED se caracterizan por tener un contraste infinito gracias a que cada pixel se ilumina individualmente, consiguiendo así negros realmente puros. Ahora bien, la tecnología OLED también puede provocar que, al mirar la pantalla con ángulo, haya ‘pequeños cambios de color y tono‘. Apple previene a los usuarios confirmando que se trata de un comportamiento normal de esta tecnología y no un defecto de su iPhone X.

¿Se quemará la pantalla del iPhone X?

pantalla del iPhone x

Otra de las consecuencias de las pantallas OLED (y que también está presente en paneles con otras tecnologías) es el quemado de la imagen (un efecto perpetuo) o la retención de elementos (que es temporal).

Es decir, que en la pantalla aparezcan restos de una imagen que se había estado mostrando anteriormente y que es provocado principalmente cuando algo queda fijada durante un largo periodo de tiempo (por ejemplo, en el Pixel 2 XL ocurría con los botones de navegación, que siempre están en el mismo lugar).

Según Apple, esto puede ocurrir en el iPhone X, pero con el uso prolongado del smartphone, es decir, quizá dentro de unos años. Aun así, desde Cupertino aseguran que la pantalla ha sido diseñada con las máximas exigencias para que mantenga la calidad y han tomado medidas en iOS 11 para evitar estos efectos.

Consejos de Apple para mantener la pantalla Super Retina

Estas son las recomendaciones de Apple para evitar el quemado o posible retención en la pantalla del iPhone X:

  • Mantener siempre actualizado el software. Esto es obvio, siempre instalar la última versión de iOS 11, ya que las medidas pueden tomarse a nivel de sistema, por ejemplo, moviendo de forma imperceptible los elementos fijos para usar distintos píxeles.
  • Usar el brillo automático. Apple recomienda activar esta opción para que sea el propio iPhone quien determine el nivel de brillo de la pantalla en cada momento, dependiendo de la luz ambiental. Este ajuste lo podéis encontrar en Ajustes > General > Accesibilidad > Ajustes de visualización.
  • Establecer periodos de espera más cortos. Es decir, si no necesitas mantener la pantalla del iPhone X encendida, ajusta que se apague automáticamente a los pocos segundos. Lo tienes en Ajustes > Pantalla y brillo > Bloqueo automático.
  • Por último, evita tener imágenes estáticas con el brillo de la pantalla al máximo durante largos periodos.
  • SuperÑoño

    Como mola gastarse mas de 1.000 euros en un smartphone y que venga ya con restricciones

6 de 7