Omicrono, la tecnología de El Español

Apple ha vuelto a las noticias, y no ha sido por las ventas del iPhone X. La compañía de Tim Cook ha aparecido en la última investigación sobre paraísos fiscales y evasión de impuestos.

Compañías como Apple, Nike y Uber son las protagonistas de los llamados “Papeles del Paraíso”, unos documentos filtrados que vuelven a exponer cómo funcionan los paraísos fiscales y los entramados off-shore. Y, según la investigación de estos documentos, Apple estaría guardando millones de dólares en el extranjero para evitar el pago de impuestos. ¿Pero qué está ocurriendo?, ¿qué es lo que debo saber?

¿Qué son los ‘Papeles del Paraíso’?

Los llamados ‘Papeles del Paraíso‘ forman parte de una investigación iniciada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). Tanto el consorcio como 95 medios de comunicación (La Sexta y El Confidencial en España) son los responsables de la investigación, la cual contiene más de 13 millones de documentos filtrados. Todos estos archivos provienen del periódico alemán Süddeutsche Zeitung, quienes los compartieron con el ICIJ.

En la filtración, se pueden encontrar archivos procedentes tanto de firmas de abogados, como de registros de empresas de paraísos fiscales. Los paraísos fiscales, además de tener grandes beneficios fiscales para las empresas, destacan por el secretismo que ofrecen. Estas filtraciones permiten saber más cómo funcionan estos entramados fiscales; algo que no es ilegal, pero que muchos consideran inmoral.

¿Qué tiene que ver Apple con todo esto?

Apple es una de las compañías con más beneficios de todo el mundo. Esto hace que su contabilidad esté bien ajustada, y hasta 2014 la compañía tecnológica usaba un método llamado “doble irlandés”. Un sistema que permitía a Apple cotizar todas sus ventas fuera de EEUU en Irlanda, donde las subsidiarias estaban casi exentas de impuestos, según BBC. En un año llegaron a pagar sólo 0.005% de sus beneficios en impuestos, según la Comisión Europea.

Después de que la Unión Europea comenzase a investigar estas técnicas, Apple comenzó a buscar un centro financiero donde pagar los impuestos de sus filiales irlandesas. En marzo de 2014 se pusieron en contacto con Appleby, una firma de abogados especializada en paraísos fiscales. Les preguntaron qué beneficios ofrecía cada paraíso fiscal, como la Isla de Mann o Jersey, cómo podría afectar un cambio de gobierno, y cómo de sencillo sería salir en caso de ser necesario. Los mismos documentos dejarían claro que Apple quería mantener ese movimiento en secreto.

Instalaciones de Apple en Cork, Irlanda.

Al final Apple se quedó con Jersey en 2015; una isla dependiente de Reino Unido con libertad para crear sus propias leyes de impuestos. Jersey tiene impuestos corporativos del 0% para las compañías extranjeras. Estaríamos hablando de 252.000 millones de dólares guardados en el extranjero, en principio para evitar el pago de impuestos en todo el mundo.

Según las cuentas de Apple de 2017, han conseguido 44.700 millones de dólares fuera de los Estados Unidos. A la vez, apenas han pagado 1.650 millones en impuestos a gobiernos extranjeros. Según el artículo de la BBC, esto supone un porcentaje del 3.7% en impuestos. Menos de un sexto de la media de impuestos a empresas en todo el mundo.

Apple desmiente las acusaciones

Ante estas acusaciones, Apple ha publicado un comunicado sobre el pago de sus impuestos. En una especie de respuesta a la investigación del ICIJ, Apple afirma que cambió su estructura en 2015 para “mantener sus pagos de impuestos a los EEUU. […] No se movió ninguna operación o inversión en Irlanda”. El comunicado asegura que Apple paga un 21% de impuestos a gobiernos extranjeros, y que esa tasa se ha mantenido constante durante muchos años.

Según Apple, la cifra es más de 35.000 millones en los últimos tres años, convirtiéndolos en la compañía que más impuestos paga en todo el mundo. También citan un artículo de Fortune en el que se explica cuánto paga Apple en impuestos. Relacionado, por otra parte, con las reformas que quiere impulsar el gobierno de Donald Trump.

4 de 11