Microsoft piensa en borrar automáticamente las pruebas de que has visitado sitios “adultos”

Microsoft piensa en borrar automáticamente las pruebas de que has visitado sitios “adultos”

Microsoft ha patentado una función que permite al navegador borrar automáticamente el porno del historial, detectando el tipo de web que visitamos.

La nueva patente de Microsoft permitirá borrar automáticamente el porno del historial en su navegador Edge.

Seamos sinceros, desde el principio el modo incógnito (o ventana “Inprivate”, como lo llaman en Edge) fue asociado con un uso, digamos, “adulto”.

Por mucho que Microsoft, Mozilla, Google y compañía lo muestren como una opción ideal para comprar regalos sin que nadie de la casa se entere, estos modos siempre se han asociado con la búsqueda y el disfrute de porno. Sí, para qué nos vamos a engañar.

Todos los modos de navegación privada son muy similares entre si, y tienen los mismos problemas. Por ejemplo, en realidad no son tan “privados” como el nombre puede indicar. Al activarlos no dejarás rastro de tu navegación en el sistema; pero eso no significa que no pueda ser rastreada por terceros o por las páginas web que visitas.

Edge podría borrar automáticamente el porno del historial

Otro problema es que son “proactivos”. Es decir, que cuando quieras navegación privada tienes que activarla antes; si abres una página y te arrepientes, tendrás que borrarla del historial y buscar los rastros que haya dejado manualmente.

Una patente presentada por Microsoft puede solucionar este problema; se trata de un sistema capaz de detectar si el usuario querría convertir la navegación en privada, y activarla automáticamente. De esta manera, no importaría si se nos olvida activar el modo incógnito.

La patente no explica la parte técnica de cómo el navegador haría esto; sólo habla de determinar si la página que estamos visitando está asociada con un cambio al modo privado. Es decir, que si normalmente visitamos la página en modo incógnito, el navegador llegará a la conclusión de que puede que en esta ocasión también queremos hacer lo mismo.

El navegador presentaría una notificación, avisando de que se ha realizado el cambio; y el usuario puede volver al modo de navegación normal, por supuesto.

Claro, que todo esto puede cruzar una línea para muchos usuarios. Para implementar esto, el navegador tendría que contar con una lista de sitios discutibles que visitamos; y esto puede destrozar el propósito del modo incógnito si no se protege de manera adecuada.