Omicrono, la tecnología de El Español

Esta Inteligencia Artificial es capaz de superar a un abogado real.

Los robots y la Inteligencia Artificial no solo destruyen trabajos no cualificados, como el de dependiente o reponedor, así como muchos otros (los transforman en otros más cualificados, como afirman muchos), sino que además también destruye trabajos cualificados, donde sea necesario un estudio previo y una experiencia, como puede ser arquitecto, ingeniero o, en este caso, abogado.

Y es que alguien que no es Google ni Facebook, sino una compañía desconocido, ha desarrollado una Inteligencia Artificial (IA) capaz de vencer a abogados reales en el campo de las leyes. La compañía concreta que ha hecho esto es CaseCrunch, afincada en Londres, y compuesta por tres humanos licenciados en derecho y con estudios también en Inteligencia Artificial.

La startup ha organizado una especie de concurso donde abogados se han enfrentado a la Inteligencia Artificial que han credo para interpretar las leyes y, sorprendentemente, la IA es mucho más buena que cualquiera de los abogados.

Una Inteligencia Artificial será siempre más capaces que un humano, aunque no todas lo serán completamente. La IA que Google desarrolló, por ejemplo, para ganar al mejor jugador del milenario juego Go, por ejemplo, fue capaz de superar a su ‘yo anterior’ hasta 100-0 cuando Google consiguió que aprendiese por sí sola, sin necesidad de ayuda humana. Cuando intervenían los humanos, los resultados eran mucho peores, a pesar de ser mejor que nosotros, porque estaba limitada a la capacidad humana y a lo que nosotros podemos llegar.

Una red neuronal que trabaja mejor que un abogado de carrera

A la convocatoria del concurso asistieron un total de 100 abogados, quienes tuvieron que predecir si el Defensor del Pueblo Financiero de Londres aceptarían ciertos reclamos o no. Para sorpresa de muchos, la IA tuvo mucho mayor éxito de acierto, lo que se resume en que la red neuronal es mejor que los propios abogados, con unos estudios y una experiencia propia.

Se realizaron un total de 750 predicciones, donde CaseCruncher Alpha, la IA, acertó con una precisión del 86,6%, mientras que los abogados se quedaron en el 62,3%, bastante lejos de los puntos obtenidos por la red neuronal de la compañía londinense. Ambos, tanto los abogados como la Inteligencia Artificial, desarrollaron las predicciones en un entorno sin predicción.

La IA era tan buena en su tarea porque tenía en cuenta más factores no legales

Los casos fueron reales, extraídos del PPI (seguro de protección de pagos). No obstante, tal y como ha detallado la compañía, aún queda mucho por recorrer, pues la Inteligencia Artificial necesita que la pregunta se detalle expresamente, hay que definirla muy bien.

Una ayuda, y no un sustituto, por ahora

Los inicios de esta Inteligencia Artificial son curiosos: sus fundadores al principio desarrollaron un chatbot para responder a preguntas legales, hasta que acabó por convertirse en algo que predecía el resultado de casos judiciales.

Puede que la IA no sea utilizada a corto plazo para sustituir a los abogados (si quizás a largo plazo), pero sería muy útil para ser usada como complemento, tanto por parte del fiscal como por parte de abogados. De momento, queda que esperar a que se publique el estudio de la Universidad de Cambridge referente al experimento.

1 de 6