Omicrono, la tecnología de El Español

Waymo ha sido la primera en hacer circular coches autónomos sin conductor en carreteras públicas estadounidenses.

Los coches verdaderamente autónomos ya están aquí. Ese es el mensaje de Waymo, la compañía que nació de los desarrollos de Google en conducción autónoma.

Ahora bajo el paraguas de Alphabet, Waymo se ha puesto como meta llegar al nivel 5 de autonomía cuanto antes. Pero para ello, primero tendrá que saltar muchos obstáculos; hoy ha anunciado orgullosa que ha conseguido dejar atrás uno de ellos.

Los primeros coches autónomos sin conductor de Waymo ya circulan

Hoy se ha revelado que, desde mediados del pasado octubre, varios coches autónomos de Waymo han estado conduciendo en carreteras públicas sin conductor. Hasta ahora, lo normal es que todos los coches autónomos de todas las compañías tengan a un ingeniero al volante; así, si ocurre cualquier error el empleado puede tomar el control y evitar un accidente.

Sin embargo, hasta ahora los accidentes en los que se han metido los coches de Waymo han sido provocados por otros conductores humanos; así que era cuestión de tiempo soltar un coche sin conductor. Las pruebas se han realizado en carreteras públicas de Arizona, donde la compañía tiene permiso.

No estás viendo una película de terror sobre un coche poseído por un espíritu; es realmente un coche autónomo circulando por su cuenta. Es un vídeo que demuestra las capacidades de la tecnología de Waymo, en lo que llama el “coche más avanzado que hemos desarrollado”; pero sobre todo, es una declaración de intenciones que no viene sola.

Waymo quiere ser el Uber de los coches autónomos

La compañía también ha anunciado un servicio de taxis autónomos bajo demanda; pedir un coche autónomo será tan fácil como abrir una app dedicada en nuestro smartphone.

No hay fecha para el inicio de este servicio, ni las localizaciones; lo que si sabemos es que inicialmente uno de los asientos traseros estará ocupado por un empleado de la empresa.

Pero el objetivo a medio plazo es que los clientes vayan solos en el coche, que les llevará al destino que marquen en la app. Desde la app, o desde los controles delante de los asientos, podremos hablar con un empleado de la empresa. Waymo ya ofrece un programa piloto de este servicio en Arizona.

Este anuncio pilla por sorpresa por dos razones. Primero, que el ritmo al que va el desarrollo parece ser mejor del que creíamos; y segundo, que Waymo parece tener claro cómo va a rentabilizar esta inversión. Aparte de los acuerdos que consiga con fabricantes de coches, parece evidente que Waymo quiere ser el próximo Uber, antes de que la propia Uber desarrolle sus propios coches autónomos.

1 de 13