Un ex-empleado de Twitter suspende la cuenta de Donald Trump

Un ex-empleado de Twitter suspende la cuenta de Donald Trump

Un ya ex-empleado de Twitter ha suspendido momentáneamente la cuenta del presidente de los Estados Unidos Donald Trump. Fueron en total 11 minutos.

Donald Trump se queda sin cuenta en Twitter durante unos minutos. Y todo, gracias a un ex-empleado.

No son buenos momentos para el presidente de los Estados Unidos Donald Trump. Primero, ha tenido que someterse a meses de investigación por un posible fraude en el programa propagandístico pre-elección, en el que habría intervenido Rusia. Ahora, durante la noche de ayer le suspendieron momentáneamente su cuenta de Twitter.

Twitter para Trump es uno de los medios de comunicación más importantes. Tanto, que ni piensa lo que publica. Sus tuits no pasan filtros y muchas veces ni siquiera tienen sentido. Para muchos, creeen de hecho que inclumple los términos y ondiciones de la red social, por lo que solicitan su suspensión. Pero Twitter nunca se había mostrado a favor, hasta ahora, cuando ha desaparecido durante 11 minutos.

Ocurrió concretamente sobre las doce de la noche, y la cuenta fue restablecida en cuanto parte del equipo dio parte del ‘error’. Entonces, ¿que Trump haya perdido momentáneamente su cuenta ha sido un error?

Donal Trump perdió su cuenta por desavenencias en el equipo de Twitter

Un empleado que ya no lo es fue quien le suspendió la cuenta por 11 minutos. Y no es que ya no sea empleado porque esto, sino que su despido ya se había producido. Lo que hizo fue aprovechar que era su último día para irse por la puerta grande, y hacer efectivos los términos de Twitter.

Por lo tanto, seguiremos teniendo a Donald Trump y sus amenazas en Twitter, pues parece que la directiva y el resto de los empleados no están por la labor de hacer cumplir los términos y condiciones de Twitter; quizás porque no es un simple mortal, sino el presidente de los Estados Unidos.

Esto demuestra que Twitter no solo necesita algo más de control dentro de la moderación, sino que tiene que replantearse el método en el que funciona todo. Lo óptimo sería, por ejemplo, que para eliminar una cuenta, o al menos una tan importante como la de Donald Trump, tuvieran que elegirlo dos empleados y no solo uno, para que la decisión sea más firme y no por motivos personales.

La cuenta de Trump, la más importante de la red social

Posiblemente Twtter no haya suspendido la cuenta de Trump aún, así como tampoco lo hará nunca, porque en parte, y según los analistas, ha hecho crecer el público de la red social. De hecho, se estima que su cuenta podría llegar a valer dos mil millones de dólares. Pero ya no es solo que ha influido en el público, sino que principalmente su ida afectaría al precio de las acciones de Twitter, lo que haría descender su valor esa cantidad de dinero.