Omicrono, la tecnología de El Español

Las extensiones no compatibles con el nuevo Firefox aún se pueden usar; aunque su futuro depende de sus desarrolladores.

Hoy se ha producido el lanzamiento de Firefox 57, la primera versión que adopta el proyecto Quantum; es probablemente la versión más importante de la historia de Mozilla, y por el momento está dando mucho que hablar.

Como ya hemos dicho en Omicrono, por fin merece la pena volver a Firefox; es un navegador mucho más rápido y moderno, incluso mejor que Chrome. Sin embargo, eso no significa que este cambio se haya producido sin un par de tropiezos.

Por qué hay extensiones no compatibles con el nuevo Firefox

La principal decepción que tendrán muchos usuarios es la desaparición de algunas extensiones. Desde los primeros años, una de las señas de identidad de Firefox eran las extensiones; la posibilidad de expandir las posibilidades del navegador.

Con Firefox 57 y Quantum, se adopta una nueva API para las extensiones, llamado WebExtensions; la consecuencia es que las extensiones viejas ya no son compatibles. A partir de ahora, todos los desarrolladores tendrán que usar esa API para crear extensiones para Firefox; y las malas noticias es que muchos aún no han dado el salto.

Aunque Mozilla lleva muchos meses implementando WebExtensions en las versiones beta de Firefox, aún quedan muchísimas extensiones incompatibles; y es posible que un buen porcentaje de estas nunca recibirá una nueva versión. Hay muchas razones para que una extensión no sea compatible con Firefox a partir de ahora:

  • Que la extensión haya sido abandonada por su creador.
  • Si al desarrollador no le ha dado tiempo de adaptar su extensión a WebExtensions.
  • Que la extensión necesite permisos y accesos adicionales al navegador para funcionar. WebExtensions introduce limitaciones a lo que pueden hacer las extensiones; eso supone más seguridad, pero también se reduce la capacidad de las extensiones.

Si sabes que una de tus extensiones no es compatible con Firefox Quantum y no quieres perderla, siempre puedes bloquear las nuevas actualizaciones en la configuración de Firefox.

Si ya has actualizado, has perdido extensiones y quieres recuperarlas, la otra alternativa que te queda es dar un paso atrás, e instalar la versión de soporte extendido de Firefox, conocida como ESR.

Cómo instalar la versión antigua de Firefox, compatible con las extensiones de siempre

La versión 52 de Firefox es la actual ESR, y se mantendrá así hasta junio de 2018, cuando será sustituida por Firefox 59; por lo tanto, hasta mediados del año que viene podrás seguir usando el “antiguo Firefox”.

Si ya has dado el salto a Firefox Quantum y quieres usar Firefox ESR, puedes instalarlo aparte e instalar las extensiones viejas que quieras. Lo malo es que necesitarás crear un segundo perfil.

Firefox permite crear perfiles, cada uno con su configuración, preferencias y extensiones; lo que quieres es crear un segundo perfil en el que puedas instalar las extensiones no compatibles con Quantum. Para ello, sigue estos pasos:

  • Descarga Firefox ESR de la página oficial e inicia el instalador.
  • Selecciona “Personalizada”.
  • Selecciona un directorio de instalación diferente al que viene por defecto.
  • Cuando se instale, desmarca la opción para que Firefox se inicie ahora.
  • Navega hasta el directorio de instalación y busca el ejecutable “firefox.exe”. Haz click derecho sobre este y crea un acceso directo en el escritorio.
  • Haz click derecho sobre el acceso directo y en “Propiedades”.
  • En el recuadro de “Destino”, añade un espacio y lo siguiente: “-no-remote -p”.
    Es decir, que debería quedar parecido a esto: “”C:\Program Files\Mozilla Firefox\firefox.exe” -no-remote -p”.
  • Acepta, y ejecuta el acceso directo. Se abrirá el gestor de perfiles de Firefox y podrás crear uno nuevo.
  • Ya solo queda instalar las extensiones que quieras en esta instalación de Firefox. Recuerda que siempre tienes que iniciar Firefox usando este acceso directo.

¿Echas de menos alguna extensión en Firefox Quantum?

1 de 18