Adiós a la BIOS tradicional, Intel acaba con su soporte

Adiós a la BIOS tradicional, Intel acaba con su soporte

Intel ha anunciado el fin de la BIOS para el 2020, el año en el que dejará de soportarlo en su plataforma. Así decimos adiós a todo un clásico.

El fin de la BIOS tradicional se producirá en 2020, cuando Intel termine el soporte que hasta ahora le viene dando.

A poco que hayas cacharreado un poco con ordenadores, sabrás lo que es una BIOS; y si no lo sabes, me alegro por ti, porque durante décadas fue una de las partes mas arcaicas de los PCs modernos.

La BIOS, una pieza fundamental de nuestros PCs

La BIOS nació para solucionar un problema muy simple: cuando enciendes un ordenador, este no sabe qué hacer. No puede simplemente ejecutar Windows o cualquier sistema que tengas instalado en el disco duro. De hecho, ni siquiera sabe que tienes un disco duro; ni reconoce buena parte del hardware que tienes.

De ahí la necesidad de un firmware, un pequeño sistema que tome el control del sistema nada más encenderse; un sistema que venga preinstalado en todas las placas base, para que el usuario pueda instalar el sistema operativo que quiera. Un sistema estandarizado (pese a ser inicialmente propiedad exclusiva de IBM), que todos los fabricantes puedan usar.

Eso es la BIOS, y durante mucho tiempo, era una pieza imprescindible en un ordenador, instalada en un pequeño chip en la placa base. Su trabajo era simple pero vital: tomar el control, comprobar todo el hardware instalado en el dispositivo y pasarle el control al sistema operativo.

Desde la comprobación de la memoria a los puertos disponibles, sin la BIOS el sistema operativo no podía hacer nada; como bien sabrá cualquiera que haya tenido un problema de BIOS corrupta y se haya quedado sin ordenador.

El fin de la BIOS será oficial en 2020

La BIOS es una pieza de otro tiempo, en el que era más importante presentar una interfaz usable y en pocas líneas de código que una interfaz bonita. Los colores azules y grises que suelen tener no eran especialmente agradable. En sus últimos años de vida, la BIOS es un anacronismo comparada con las interfaces de los sistemas operativos modernos.

UEFI es el proyecto que nació con el objetivo de modernizar las BIOS; todas las placas base nuevas que puedes comprar ya usan UEFI, con interfaces de colores que podemos usar con el ratón (¡!). A este paso, el fin de la BIOS tradicional era inevitable, y finalmente se ha anunciado que llegará en 2020.

Intel ha decidido que eliminará el soporte de BIOS en todas sus plataformas en 2020; en vez de eso, sus sistemas tendrán que usar la clase 3 de UEFI como mínimo. Esto es un detalle importante, porque la clase 3+ de UEFI obliga a activar el arranque seguro, o Secure Boot; una funcionalidad que, pese a la seguridad añadida, no todo el mundo quiere al evitar la instalación de sistemas operativos alternativos como Linux.

Aunque no será hasta 2020 que el soporte terminará, ya podemos decir que a estas alturas, la BIOS está muerta.