El quebradero de cabeza de Tesla: gasta 8.000 dólares cada minuto que pasa

El quebradero de cabeza de Tesla: gasta 8.000 dólares cada minuto que pasa

Los gastos de Tesla pueden ser el principal quebradero de cabeza de la compañía, que se enfrenta a la necesidad de conseguir ingresos desesperadamente.

Los gastos de Tesla están siendo desorbitados, y no podrá durar mucho tiempo sin unos ingresos fuertes.

Tesla es la compañía que nos está llevando al futuro del automóvil; tanto con su apuesta por la motorización eléctrica como por los sistemas autónomos.

Es por eso que, cada vez que en Tesla abren la boca, todo el mundo escucha; la presentación de su camión eléctrico y del nuevo Roadster fue de lo más comentado en redes sociales. Dos productos completamente diferentes que, cada uno a su manera, son revolucionarios en el mercado.

En un sector dominado por el diésel, el Tesla Semi puede suponer un gran impacto en los costes y las emisiones; y el Roadster va camino de ser el próximo coche para los que buscan un rendimiento que no tienen ni los mejores supercoches. Lo malo es que semejantes proyectos no son baratos.

Los gastos de Tesla son descomunales

Según ha revelado Bloomberg, en los últimos doce meses Tesla ha gastado nada menos que 4.200 millones de dólares; eso significa que, cada minuto que pasa, pierde 8.000 dólares más. Eso es un ritmo inaguantable para cualquier compañía, y sin embargo Tesla no ha cerrado sus puertas; en buena parte gracias a la fortuna de su creador, Elon Musk.

Sin embargo, incluso un multimillonario como Musk tiene sus límites; al ritmo al que Tesla está gastando el dinero, Bloomberg calcula que las reservas de la compañía se agotarán en agosto de 2018. Es decir, que Tesla tendría menos de un año para buscar pretendientes para pagar las facturas; unos dos mil millones de dólares como mínimo, para ser exactos.

Claro, que esos son cálculos no tienen en cuenta los ingresos del Model 3 y otros coches vendidos ahora por Tesla; y sobre todo, asume que a partir de ahora la compañía continuará gastando a este ritmo.

Algo poco probable, pero posible. Es cierto que el Semi y el Roadster, dos productos nuevos, son los culpables de la mayor parte del gasto; pero hay que tener en cuenta que el desarrollo de ambos modelos aún no ha terminado. De hecho, es muy probable que el Roadster presentado tenga poco que ver con la versión final que se lanzará en 2020.

Tesla depende de sus seguidores más fieles para conseguir ingresos

Así las cosas, no es de extrañar que la compañía esté tirando de sus seguidores mas fieles para financiarse. Aunque el Roadster solo existe como prototipo, ya es posible reservarlo por 50.000 dólares; una edición limitada de 1000 unidades requiere un pago por adelantado de 250.000 dólares.

Tesla confía en que la imagen de sus productos es tal que mucha gente está dispuesta a pagar ese dinero por un coche que aún no existe; también ayuda mucho el aire de exclusividad que tienen, aunque los problemas en el proceso de fabricación tienen buena parte de culpa de esta exclusividad.

Hablando de eso, la compañía intenta calmar a los inversores con la promesa de fabricar 5.000 unidades del Model 3 cada semana de aquí a marzo; si no cumple esos números, se puede encontrar con un problema en 2018. En definitiva, no todo son buenas noticias en Tesla.

  • Francisco Ruiz.

    Ya lo dijo Goethe en un párrafo de Fausto: “Todo depende del oro” Es elemental, que toda empresa u organización, deben equilibrar sus gastos con sus ingresos, y luego, buscar la forma de obtener ganancias. Elon Musk podrá ser muy original en sus creaciones, pero necesita un enfoque realista en su administración financiera.