Omicrono, la tecnología de El Español

Aunque parezca mentira, uno de los trucos mas viejos para mejorar el alcance del router WiFi tiene base científica.

Las tecnologías inalámbricas siempre van un paso por detrás del cable; tanto en velocidad como en alcance. Poco a poco van mejorando, pero si dependes del WiFi, en muchas ocasiones te las tienes que idear para luchar contra estas carencias.

El alcance es una de las molestias mas comunes de un router WiFi; que tengamos que tener cuidado de no alejarnos mucho, o de no poner muchas paredes entre el router y nuestro dispositivo. Estamos en el futuro, ¿no hay manera de evitar esto?

Sí, puedes mejorar el alcance del router WiFi con aluminio

Pues la respuesta es sí: con papel de aluminio. Y no, no te lo tienes que poner en la cabeza, no estamos ante una teoría conspiratoria que dice que el WiFi va a freir tus neuronas. En vez de eso, se trata de uno de los trucos mas viejos que se han compartido en la red.

La idea es sencilla: colocar papel de aluminio tocando la antena, de tal manera que sirva de amplificador. Es fácil encontrar este tipo de trucos en la red. De hecho, hace nada menos que seis años ya publicamos en Omicrono una serie de trucos para mejorar la WiFi; y el papel de aluminio era una de las herramientas imprescindibles.

Pero, ¿sirve para algo? Eso no estaba tan claro, hasta ahora, que un equipo de investigadores de la Universidad de Dartmouth lo ha estudiado a fondo (pdf). Sin embargo, si pensabas que el aluminio servía de amplificador, estabas equivocado.

Dirigiendo la señal WiFi como mas nos convenga

Lo que los investigadores averiguaron es que es posible usar el aluminio para reflejar las ondas inalámbricas, y así dirigirlas como queramos; por lo tanto, la potencia de la señal es la misma, la diferencia es que la estamos dirigiendo hacia donde nos resulta más útil.

Esto se ha demostrado con una pieza impresa en 3D, forrada a continuación con papel de aluminio; si la pieza tiene la forma adecuada, es posible hacer que algunos espacios reciban una señal más intensa, a cambio de cortar otros. Esto también nos puede servir para mejorar nuestra seguridad.

Por ejemplo, la pieza puede bloquear las señales que van hacia la calle para evitar que alguien se aproveche de nuestra conexión o nos espíe; y también puede dirigirse hacia zonas con muchas paredes para conseguir que la señal las traspase.

Por lo tanto, no es algo tan simple como envolver nuestro router en papel de aluminio; los investigadores han creado un programa llamado WiPrint para crear e imprimir la pieza necesaria, aunque una pieza de cartón también podría ser un sustituto adecuado.

Así que por fin se confirma uno de los mitos mas compartidos en la red; aunque ten cuidado, si lo haces mal puede que te encuentres con que tienes menos señal que antes.

1 de 15