La refrigeración más extrema consiste en meter el ordenador en líquido

La refrigeración más extrema consiste en meter el ordenador en líquido

Novec es un nuevo compuesto que permite meter el ordenador en líquido para refrigerarlo, y aunque suene a locura, la verdad es que funciona.

La refrigeración más extrema probablemente sea la de Allied Control: nada menos que meter el ordenador en líquido.

La refrigeración del ordenador normalmente es más una molestia que otra cosa; una consecuencia indeseada del funcionamiento de los chips, que producen calor al funcionar.

Por eso puede que te sorprenda saber que hay una gran afición montada alrededor de la refrigeración de los componentes; y no solo eso, sino que existe un gran negocio que apela a los usuarios que, ante todo, quieren mantener su procesador lo más frío posible.

En Omicrono os hemos hablado de algunos de estos logros, porque no se les puede llamar de otra manera; como por ejemplo, el récord de overclocking que usó helio líquido para refrigerar el procesador.

Meter el ordenador en líquido, otra manera de refrigerarlo

Allied Control es una compañía que cree tener una alternativa más sencilla, y sobre todo, no tan peligrosa: meter el ordenador en líquido. Es decir, meter la placa base, con la memoria RAM y la tarjeta gráfica, directamente en un tanque de líquido, sin disipadores ni nada.

Sí, suena contraproducente, pero eso es porque estás pensando en agua, lo que supondría un desastre; y aunque el líquido usado por estos expertos también es translúcido, no es agua. Es un producto llamado Novec, y ha sido desarrollado por 3M; no conduce la electricidad, así que incluso podemos meter el dedo en el tanque mientras el ordenador está funcionando.

Lo que sí conduce, y muy bien, es el calor; normalmente se usa en los centros de datos más exigentes, pero poco a poco está llegando al mercado en forma de prototipos como el de Allied Control.

Lo fascinante es que, como se ve en el vídeo, el líquido hierve en las zonas que se calientan, como el procesador. Eso es porque el Novec tiene un punto de ebullición muy bajo, de sólo 49 C; y en eso se basa este sistema de refrigeración. Una vez que el vapor sube a la superficie, se enfría y se condensa de nuevo en líquido, que vuelve al tanque. Así que no hace falta una bomba como en los kits de refrigeración líquida que podemos comprar; y por lo tanto los consumos son menores.

De esta forma, se disipa el calor generado por los componentes; que en el prototipo son procesadores Xeon y nada menos que diez tarjetas gráficas GTX 1070 de Nvidia.

Ver el líquido en ebullición mientras el ordenador funciona es algo surrealista, pero funciona, manteniendo la temperatura a unos 38 C. Además, el Novec es respetuoso con el medio ambiente e inflamable. Sin embargo, no esperes verlo pronto en tu tienda favorita.

Por supuesto, este no es el primer proyecto que consiste en meter el ordenador en un líquido; de hecho, es algo que se hace mucho en sistemas que tienen que estar a la intemperie. Se rellenan de aceite (que no conduce la electricidad) no solo para refrigerarlos, sino para repeler las posibles gotas de agua que caigan.

  • DEATH

    se ve genial, espero que llegue al mercado para comprarlo 😀

  • Joshua

    ¿Inflamable significa flamable?

  • Halios

    “El Novec es respetuoso con el medio ambiente e inflamable” no será ignifugo?