La pedofilia en Youtube es un problema tan grande que los anunciantes están huyendo

La pedofilia en Youtube es un problema tan grande que los anunciantes están huyendo

La pedofilia en Youtube ha resultado ser un problema más grande de lo que se creía, y está provocando la huida de muchas compañías.

Casos de pedofilia en Youtube que recientemente han salido a la luz ponen en duda la capacidad de la compañía de gestionar su propio servicio.

El 2017 ha resultado ser uno de los peores años de la historia de Youtube; el popular servicio de vídeos online ha pasado de una polémica a otra, y lo peor es que no parece tener soluciones para ninguna.

2017, ¿el peor año de la historia de Youtube?

El año empezó mal, con su youtuber más famoso en medio de un escándalo sobre bromas nazis y pasándose a Twitch para crear nuevo contenido.

De ahí pasamos al llamado “adpocalypse”; las compañías presionaron a Youtube para eliminar la monetización en vídeos considerados demasiado arriesgados; ha afectado a todo tipo de canales, grandes y pequeños, pero ha hecho más daño a estos últimos por la eliminación de enlaces a webs externas.

Y fruto de esto, el colectivo LGTB ha sido el que más ha sufrido; el algoritmo de Youtube consideró que su contenido no era digno de aparecer en el modo restringido.

¿Cómo puede empeorar la situación para Youtube? Pues esta semana hemos descubierto cómo: siendo asociada a pedófilos.

Casos de pedofilia en Youtube provocan la huida de los anunciantes

Todo empezó con una investigación de la BBC que descubrió comentarios obscenos en vídeos dirigidos a niños; en algunos casos incluso eran comentarios explícitamente sexuales.

Peor aún, la mayoría de las denuncias realizadas no terminaban en nada. Aunque es posible denunciar comentarios, el sistema implementado por Youtube deja mucho que desear; por ejemplo, en muchos casos las denuncias no incluyen enlace, así que los empleados de Youtube no saben de qué comentario trata la denuncia.

La BBC comprobó que, usando los botones para denunciar contenido, sólo una pequeña parte de los comentarios eran borrados; hizo falta que los periodistas contactasen directamente con Youtube a través del departamento de prensa para que se hiciese algo al respecto. The Times también informó de vídeos que mostraban a niños semidesnudos, llenos de comentarios obscenos.

Como resultado de esta investigación, compañías como Adidas, Mars o Lidl han “congelado” su inversión en publicidad de Youtube. Los anuncios de estas y otras marcas han desaparecido del servicio, un golpe económico que ha hecho reaccionar a Youtube; un representante ha prometido una solución urgente a este problema.

El autocompletado de Youtube es usado por trolls

Sin embargo, antes de que Youtube pueda cumplir su promesa otro escándalo ha salido a la luz; según informa Buzzfeed, el autocompletado de Youtube sugiere términos pedófilos dependiendo de lo que escribamos en la barra de búsqueda.

Esto es preocupante, porque, al igual que en Google, estos términos se generan dependiendo de la cantidad de gente que los use. Sin embargo, eso no significa que Youtube esté lleno de contenido pedófilo; más bien parece indicar una campaña de trolls, que intentan modificar los resultados con términos graciosos o polémicos. Esto se consigue realizando una gran cantidad de búsquedas (normalmente automatizadas) con el término en cuestión.

Ahora sí, podemos decir que esto es lo peor que podría haberle ocurrido a Youtube, y dice mucho de la situación interna de la compañía; que no haya una reacción rápida y directa a estos informes es preocupante, e indica que el problema es algo más que unos pocos trolls.

Actualizado: Youtube reacciona

Youtube ha respondido a los informes de la BBC y otras webs de contenido y comentarios pedófilos en su servicio. La compañía asegura que ha cerrado más de 270 cuentas y borrado más de 150.000 vídeos “inapropiados”. Además, ha cerrado los comentarios de 625.000 vídeos que habían recibido comentarios de contenido sexual.

Youtube asegura que ha endurecido sus políticas para controlar vídeos que, pese a que no son ilegales, sí que son “preocupantes”. La compañía sigue apostando por el aprendizaje automático como método para mejorar, algo que le ha ganado muchas críticas; aunque en la declaración oficial también menciona el aumento de recursos humanos.

Es poco probable que esta reacción sea suficiente, ya que todo parece indicar que el problema es más profundo; la investigación ha revelado la precaria situación del sistema de denuncias de Youtube, y manda el mensaje de que la compañía sólo actuará si se forma un escándalo lo suficientemente grande.