Omicrono, la tecnología de El Español

Ya nada nos sorprende; el nuevo procesador conjunto de Intel y AMD es el fruto de una nueva alianza.

El sector tecnológico ha llegado a donde está gracias a las rivalidades; como la de Microsoft y Apple, o la de Intel y AMD. Pero los tiempos cambian; o como dice el refrán, nunca digas “de esta agua no beberé”. El mercado ha cambiado, y está forzando situaciones con extraños compañeros de cama; de la misma manera que para Microsoft la plataforma de Apple es muy importante, Intel y AMD tienen que enterrar el hacha de guerra.

Es algo que ya se venía rumoreando, pero que finalmente se ha confirmado hoy. Un chip en el que trabajaran los dos grandes fabricantes de procesadores del mundo; un chip que represente lo mejor de Intel, y lo mejor de AMD. No es una quimera extraña, es el nuevo proyecto que, por ahora, no tiene nombre.

El procesador conjunto de Intel y AMD junta lo mejor de ambos fabricantes

Lo que si sabemos es que el nuevo modelo contará con una gráfica integrada; y seguro que estás pensando “pues vaya novedad”. Intel ya lleva varias generaciones prometiendo gráficas integradas aptas para jugar, pero rara vez ha cumplido. Para Intel, parece que es imposible seguir el ritmo al que van las GPU y las exigencias de los juegos.

Es por eso que fue la propia Intel la que contactó a AMD con una propuesta interesante: juntar sus CPU con sus GPU. AMD ya lleva un tiempo ofreciendo APUs, procesadores con gráficas Radeon integradas; el rendimiento gráfico es bastante bueno, aunque en su caso la pata coja siempre ha sido la parte de la CPU.

Por lo tanto, la nueva CPU está siendo diseñada por Intel; será una evolución de la octava generación de procesadores Core que fue lanzada hace un par de meses, así que de rendimiento debería ir sobrada.

AMD se está encargando de diseñar una GPU Radeon que se integre con la CPU; el equipo rojo ya tiene experiencia en esto, ya que es algo parecido a lo que usan las consolas Xbox One y Playstation 4.

Los encargados de conectar ambas partes serán los EMIB (Embedded Multi-die Interconnect Bridge), capaces de conectar chips de silicio entre si en un sólo paquete, sin perder rendimiento. Esto conectará el procesador Core, el procesador Radeon, y la memoria HBM2.

Un procesador para jugar sin necesidad de un PC enorme

El resultado debería ser un procesador que necesite sólo una pequeña placa base para jugar sin problemas a juegos actuales. Un modelo ideal para ordenadores gaming pequeños, que se puedan poner bajo el televisor en el salón, o para portátiles gaming.

Para ambas compañías este será un modelo muy importante (aunque aún no está claro si será sólo un modelo o una gama completa). El objetivo no es otro que luchar contra Nvidia y fabricantes que se basan en la arquitectura ARM para ofrecer productos pequeños, que consumen poco pero muy potentes.

Para Intel, esto soluciona de un plumazo la gran deficiencia que tiene en gráficos. Para AMD, es otra manera de expandirse, algo que necesita después de unos resultados financieros que podrían ser mejores; queda la duda de qué pasará con las futuras APUs que mezclarán las tecnologías Ryzen y Vega.

  • Eugenio Martin

    Flap flap flap flap

    • Mauxx Rtg

      flap intensilfies

4 de 7