“Un vehículo de Cabify en la calle equivale a diez o más coches particulares”

“Un vehículo de Cabify en la calle equivale a diez o más coches particulares”

n motivo de los I Premios Digitales de El Español entrevistamos a Mariano Silveyra, Country Manager de Cabify en Europa

Con motivo de los I Premios Digitales de El Español entrevistamos a Mariano Silveyra, Country Manager de Cabify en Europa.

Hace pocos días tuvieron lugar en EL ESPAÑOL los I Premios Digitales a las mejores iniciativas en España en materia de transformación digital. Como ya sabéis esos premios fueron organizados por EL ESPAÑOL, El Androide Libre y Omicrono, y contaron con la colaboración de empresas como Banco Santander, Correos, Lopesan y Toshiba.

Fueron 10 premios de diferentes categorías, desde productos a servicios, y hoy nos centramos en la empresa que ganó como mejor Startup.

Cabify ha sido la compañía española que mejor se ha adaptado al nuevo paradigma de movilidad urbana y su expansión internacional está en pleno auge. Hemos podido conversar con Mariano Silveyra sobre los principales retos a los que se enfrenta la empresa.

Entrevista a Mariano Silveyra, Country Manager de Cabify en Europa

Omicrono: Cabify se ha desarrollado sobre el concepto de “mobility as a service”, es decir, considerar el transporte como algo más parecido a un servicio que a una propiedad. Esto es algo que los más jóvenes han interiorizado pero ¿consideráis que los mayores de 40 o 50 años también?

Mariano Silveyra: El usuario de hoy en día se mueve dentro de un marco tecnológico que crece y avanza con rapidez. Cuando se creó Cabify en Madrid en 2011, nuestros primeros pasajeros quizás eran un perfil early adopter, pero en la actualidad nos utilizan todo tipo de personas. Desde Millennials a padres que llevan sus hijos al colegio, empresas o usuarios particulares que nos consideran la mejor opción para llegar a sus planes de ocio. Y esto es precisamente porque nuestra filosofía se basa en entender la movilidad como un servicio. Cabify ofrece una solución innovadora que más allá de resolver los desplazamientos por la ciudad de miles de personas alrededor del mundo, ha pasado a formar parte de su día a día y ha superado las barreras generacionales.

Cabify, entrevistamos a una de las empresas protagonistas de la disrupción en el sector del transporte

Omicrono: El despliegue nacional e internacional de la empresa es enorme y se ha dado en poco tiempo ¿Hasta qué punto los clientes usan más el servicio fuera de su propia ciudad que como método de desplazamiento dentro de su localidad?

Mariano Silveyra: En tan sólo 6 años Cabify ha pasado de tener una pequeña flota de colaboradores en un par de ciudades a estar presentes en más de 10 países y 38 ciudades de Europa y Latinoamérica. A lo largo de estos años hemos reforzado nuestros servicios, hasta consolidar nuestra presencia en las ciudades en las que operamos. Y todo ello manteniendo nuestros estándares de excelencia. Esto es lo que hace posible que cuando te subas a un Cabify en cualquier ciudad del mundo disfrutes de los mismos trayectos calidad y adaptado a tus necesidades. De ahí que un usuario que nos elige, por ejemplo, en España, se mueva también en Cabify, por ejemplo, en Chile o en Portugal.

Omicrono: Una de las ventajas de Cabify es que tenemos un conductor pero hay otros servicios con bicicletas, motos u otros vehículos que apuestan porque los clientes los conduzcan ¿creéis que son competencia vuestra o que no os movéis en el mismo ámbito?

Mariano Silveyra: Nos encontramos ante un panorama actual crítico en cuanto a movilidad en España, en el que las ciudades están cada vez más congestionadas. Por eso es necesario poner la mirada en el corto plazo con el objetivo de potenciar la eficiencia en las ciudades. Todos debemos reflexionar sobre este problema que nos afecta a todos.

En definitiva, se trata de ofrecer a los ciudadanos alternativas de calidad que les permitan moverse con libertad por la ciudad y así puedan plantearse dejar en casa el vehículo privado, sabiendo que esta opción les va a proporcionar más autonomía y calidad que usando su propio coche. Y ahí es donde entramos nosotros, por supuesto siendo complementarios a otras opciones de movilidad. Un usuario de Cabify es susceptible de moverse en bici o utilizar el transporte público según las necesidades de su día a día.

Nos montamos en el primer Tesla Model S de Cabify

Omicrono: El precio es un factor importante para los usuarios, en casi todos los sectores. No obstante vosotros hacéis mucho hincapié en la experiencia del viaje con detalles como la selección de música, AC o Wifi ¿Se valora eso por parte de los clientes?

Mariano Silveyra: Sabemos que el precio no es lo realmente importante. Lo que prima es la inmediatez, la calidad y la excelencia de cada servicio. En Cabify disponemos de un potente desarrollo tecnológico y apostamos constantemente por la innovación para estudiar las necesidades reales del pasajero y ofrecerle experiencias realmente diferenciales.

Para lograrlo, es clave saber escuchar a nuestros usuarios, entender lo que necesitan y así ofrecerles soluciones a problemas específicos. Contamos con un talentoso equipo interno que desarrolla un producto que está revolucionando la movilidad y atiende a las necesidades de los ciudadanos. Prueba de ello es, por ejemplo, la introducción de nuestra categoría Cabify Access, el primer servicio de vehículos adaptados con conductor para usuarios con movilidad reducida. Más allá de ofrecer la experiencia de viaje personalizada y de calidad que define a Cabify, esta categoría dispone de vehículos adaptados y de conductores formados específicamente para este servicio con la colaboración por la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid FAMMA–Cocemfe Madrid. Otro ejemplo es Cabify Baby, un servicio que permite viajar con los más pequeños de forma cómoda y segura porque todos los vehículos van adaptados con los llamados Sistemas de Retención Infantil (SRI). Se trata de la primera categoría en España enfocada 100% en el transporte de los más pequeños.

Omicrono: A principio de este año nos hicimos eco de que Cabify pasaba a estar integrado en Google Maps como una opción de transporte. ¿Se ha convertido en una fuente de captación relevante?

Mariano Silveyra: Sí, hace unos meses integramos Cabify en Google Maps, siempre con el objetivo de mejorar la experiencia de los usuarios, porque sabemos que, cuando necesitamos llegar a un sitio lo más rápido posible, cualquier pequeño cambio que nos facilite las cosas puede hacer una gran diferencia. De esta manera, el usuario no solo puede encontrar la mejor ruta, sino también la mejor forma de moverse por la ciudad. Y sí, la combinación Cabify y Google Maps ha resultado ser ganadora.

Omicrono: En algunas ciudades españolas como Madrid los protocolos de contaminación están forzando a los ciudadanos a cambiar sus hábitos de transporte y parece que es algo que irá a más en el futuro ¿veis este tipo de acciones político-ecológicas como algo que puede influir en vuestro negocio?

Mariano Silveyra: Vivimos un momento de masificación en las ciudades, tanto por el tránsito de vehículos como de personas. Cada día entran en Madrid una media de 2,5 millones de vehículos, de los cuales el 75% son conducidos por una única persona. Además, sabemos que el 30% del tráfico urbano corresponde a personas que buscan un lugar para aparcar el coche o que los madrileños invierten más de 95 horas al año sufriendo atascos. Todo esto supone claramente un desaprovechamiento del espacio y repercute en nuestro tiempo, además de incrementar exponencialmente los niveles de contaminación del aire. De ahí la necesidad de un cambio en el paradigma de la movilidad actual.

En las últimas semanas el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha las medidas de restricciones de aparcamiento y circulación, en aplicación del protocolo de medidas por alta contaminación de dióxido de nitrógeno. Ante esta situación insostenible, con ciudades cada vez más congestionadas e insalubres y donde los vehículos limitan la calidad de vida de los habitantes, es importante la presencia de alternativas como Cabify. En concreto, 1 vehículo de Cabify en la calle equivale a 10 o más coches particulares que se han quedado en casa, lo que significa que hay menos vehículos circulando en la ciudad y por ende reducimos el impacto medioambiental. Nuestra prioridad es la ciudad y el ciudadano al que ponemos en el centro de todo nuestro trabajo.

Omicrono: La figura del conductor en Cabify y otros servicios ha estado en el punto de mira en los últimos años ¿cómo incentiva y cuida la empresa a sus trabajadores y colaboradores?

Mariano Silveyra: Somos un modelo disruptivo y toda disrupción siempre es cuestionada. Por eso se han dirigido ataques constantes hacia Cabify en el último año. Entre ellos se ha cuestionado la figura del conductor.

Uno de los puntos que nos enorgullece destacar es que en Cabify hemos creado una comunidad global que integra empleados, clientes y conductores, basada en un comportamiento ético e intachable en todos los niveles: fiscales, laborales y administrativos. Cabify genera miles de oportunidades en el mercado laboral tradicional, creando sociedades más justas e inclusivas, ya que mejora el acceso de todos a las oportunidades existentes. En España, ofrecemos oportunidades de trabajo a personas de entre 50 y 65 años que se habían quedado en situación de paro laboral y que, gracias a Cabify, pueden reincorporarse al mundo laboral y tener un trabajo digno.

Omicrono: Las startups como Cabify han sido blanco de ataques por parte de algunos taxistas como hemos podido ver ¿cómo se plantea vuestra empresa luchar contra este tipo de acciones? ¿Están los conductores preocupados por ello?

Mariano Silveyra: Garantizar la seguridad, tanto de nuestros usuarios como de los conductores que colaboran con Cabify, es prioritario para nosotros. Los episodios de violencia que hemos sufrido son injustificables y afortunadamente se trata de una minoría. En su momento iniciamos acciones legales y lo seguiremos haciendo si este tipo de actos se vuelven a producir, pero nuestro principal objetivo es seguir trabajando para poder desarrollar nuestra actividad con normalidad.

Omicrono: España, cuna de Cabify, parece ser el país que más dificultad presenta a la empresa ¿En los otros 11 donde opera se han dado incidentes?

Mariano Silveyra: Cada mercado presenta sus peculiaridades. España es el país más complicado en lo que se refiere a la normativa, que es de las más restrictivas, y eso ha frenado nuestro crecimiento. El usuario solicita nuestros servicios, pero hay una clara limitación. El sector de la movilidad llevaba años sin apenas actualizarse y, por eso, el hecho de que hayan surgido nuevas alternativas ha ido ligado a algunos incidentes de sectores aislados. Pero somos positivos y seguimos trabajando para estar al lado de los usuarios cada vez que eligen moverse con nosotros. Se trata de que pueda elegir entre diferentes alternativas de movilidad.

Omicrono: Como suele suceder, la legislación siempre va por detrás de las necesidades de empresas y particulares ¿cómo trabajáis o colaboráis para adaptar el marco normativo de vuestro sector al siglo XXI?

Mariano Silveyra: Creemos necesario crear un marco normativo que facilite la evolución del sector de la movilidad. Vemos clave trabajar de la mano del regulador (algo en lo que siempre nos hemos mostrado proactivos y predispuestos), para buscar fórmulas que aseguren un marco justo para todos.

El regulador debe pensar hacia dónde deben ir las ciudades. Si queremos que los habitantes sustituyan su vehículo privado por otras alternativas más sostenibles, hay que permitir que se creen opciones de movilidad y que puedan convivir en un entorno justo para todos.

Omicrono:  En alguna ocasión habéis declarado que más que rivalizar con el taxi queréis hacerlo con los coches en propiedad que están parados la mayor parte del tiempo ¿cómo pensáis incentivar a los usuarios a realizar ese cambio?

Mariano Silveyra: Lo que queremos es ofrecer experiencias únicas a los usuarios y sensibilizarles sobre la importancia de reducir la contaminación, y para ello es clave conseguir que todos reduzcamos el uso del vehículo particular. El objetivo es acabar con el tráfico urbano y contribuir así a una movilidad más sostenible y eficiente.

El uso de la tecnología es el principal factor de cambio en un sector que llevaba años sin reinventarse; estamos cambiando un estilo de vida, y lo estamos haciendo con un servicio sostenible y de calidad. Nuestro objetivo no es acabar con los servicios tradicionales, sino ofrecer opciones complementarias a las ya existentes para que los ciudadanos se planteen dejar su coche particular en casa. Un objetivo común que beneficia a la sociedad ya que contribuye a la creación de ciudades menos congestionadas y más sostenibles, al mismo tiempo que supone un impulso a la economía local y al aumento de la demanda de otras alternativas de transporte.

Omicrono: Casi la mitad de los clientes de Cabify son empresas ¿son estas más proclives a la idea de considerar el transporte un servicio que el usuario de a pie?

Mariano Silveyra: Las empresas ven en este tipo de transporte un beneficio económico. El servicio de Cabify especializado en empresas es una forma de movilidad segura, que consigue reducir los gastos derivados de traslados hasta en un 40%. Por ello, más de 13.000 utilizan los servicios de Cabify.

Una de las principales ventajas que ofrece es el precio cerrado y que no varía, pase lo que pase. De esta forma, las empresas pueden administrar y supervisar trayectos, usuarios y costes. Además, para todos aquellos usuarios que buscan un servicio más exclusivo, en Cabify contamos con la categoría Executive, que ofrece vehículos de gama alta como Audi A6 y Mercedes Clase E.

Cabify, premiada en la categoría Startup. Recoge el premio Mariano Silveyra (dcha.), Country Manager de Cabify España; lo entrega Miguel Ángel Uriondo, jefe de Economía y Empresas de EL ESPAÑOL.

  • Norberto E. Nieto

    Se escribe disrrupción con doble erre.

    • Fernando

      “Disrrupción” no existe. Está correctamente escrito (si lo prefieres, está “corrrectamente”).