Cámaras ocultas para espiar en Airbnb: el último atentado a la privacidad

Cámaras ocultas para espiar en Airbnb: el último atentado a la privacidad

Un inquilino de Airbnb se llevó una sorpresa desagradable al llegar a su piso alquilado: el propietario había colocado una cámara oculta.

Servicios como Airbnb han traído cosas buenas, pero también cosas malas. Para sorpresa de un inquilino, al menos un propietario ha estado espiando a sus alquilados a través de cámaras ocultas.

Airbnb ha revolucionado la forma de viajar para muchos. Ahora puedes no depender de hoteles o de apartamentos turísticos para visitar sitios donde no tenemos donde dormir. Podemos quedarnos compartiendo casa con locales, o incluso conseguir una casa como la de cualquier local. Una forma completamente diferente de viajar.

Pero todo esto tiene una desventaja: tienes que confiar en la persona que te hospeda. Plataformas como Airbnb lo han querido resolver con comprobaciones de cada persona y un sistema de valoraciones. Pero este sistema no es infalible, y la última denuncia viral en Twitter lo demuestra con creces.

Cámaras ocultas para espiar en Airbnb

Eso que tenéis encima, en las fotografías, es una cámara IP oculta en un sensor de movimiento falso. Han sido publicadas por Jason Scott en Twitter, quien comenta que un compañero la encontró en la habitación que había alquilado por Airbnb.

Según Scott, su compañero pensó que era extraño que hubiese un sólo sensor de movimiento en la estancia. De ahí que lo mirase, y al comprobar la etiqueta descubriese que se trata de una cámara oculta.

El mismo tweet comenta que el compañero abandonó el alojamiento a las tres de la mañana tras el descubrimiento. Al notificar de esto a Airbnb, el propietario fue suspendido y el afectado recibió una devolución completa. Además, el propietario habría sido denunciado ante la policía local.

Por poder, pueden colocarnos cámaras y micrófonos ocultos hasta en una habitación de hotel. Pero esto no le viene nada bien a Airbnb en estos momentos, cuando se afirma que sirve para lavar dinero o se cuestiona su papel en factores como la gentrificación. Airbnb ha intentado resolver con rapidez esta situación, ¿pero qué hacer si esto se convierte en una tendencia?

Además, y a raíz de este caso, han salido muchos más usuarios afirmando que se han encontrado en la misma situación, y que el servicio al cliente de Airbnb no ha hecho nada al respecto. Estos casos estarían por confirmar, pero de ser cierto es preocupante que Airbnb no haya tomado medidas hasta ahora.

Por el momento, la única solución que pueden seguir los usuarios de Airbnb es tomar aún más precauciones. Revisar toda la casa en busca de dispositivos extraños, apagar el router WiFi o incluso usar un escáner de dispositivos WiFi. Y si nos encontramos algún caso así, lo mejor que podemos hacer es denunciarlo a las autoridades.