Google comienza a añadir información clínica validada por expertos

Google comienza a añadir información clínica validada por expertos

Google ha comenzado a verificar la información clínica de algunas enfermedades. En concreto, ha validado el trastorno por estrés postraumático.

Cuando sientes que algo no anda bien en tu cuerpo, antes incluso de ir al médico, probablemente busques en Google qué es lo que puede pasarte. Lo hacemos todos, y, si no estás dentro de los ‘afectados’, eres de los pocos que no lo hacen. Es una buena manera para saber qué puede estarnos pasando, pero debemos tomar la información con pinzas.

De hecho, es algo que muchos médicos desaconsejan. El paciente puede filtrar mal la información que encuentra. Incluso puede distorcionarla. Básicamente, Google lo único que hace es aumentar nuestra vena hipocondríaca. En general, el ‘Doctor Google’ falla mucho, y en ocasiones dice verdaderos disparates. Y es que también tenemos que sumar que una web la puede hacer cualquiera, y

No obstante, tanto tú como yo, así como el resto de usuarios, vamos a seguir usándolo para ello. Por ello, Google ha dedicado un apartado específico para mostrar información verificada acerca de posibles enfermedades que el usuario esté buscando.

Por supuesto que Google no tiene la culpa directa de lo que alguien pueda escribir en la red o de lo que alguien interprete, pero sí que tiene una cierta responsabilidad inherente por el simple hecho de servir como herramienta para mostrar información (ocurre igual que con las fakes news, y por ello tratan de evitarlas en la medida de lo posible).

Información verificada por expertos, en Google

El apartado específico para enfermedades fue lanzado en agosto de este mismo año, pero la nueva noticia es que se está usando a expertos para verificar la información mostrada. Se ha comenzado por verificar el trastorno por estrés postraumático gracias a la colaboración de expertos de la asociación Mental Illness y del Centro Nacional del TEPT de EEUU.

De momento la nueva funcionalidad no está disponible en España. Solamente podremos usarla si estamos en Estados Unidos (incluso funciona en idioma español, pero está bloqueada por ubicación). Los datos mostrados, por supuesto, también están basados en la geografía estadounidense.

No solo podemos ver de que se trata la enfermedad, la frecuencia, posibles tratamientos e información adicional, sino que además, para identificar los síntomas, Google nos hace un simple cuestionario en el que podría indicarnos si tenemos más o menos posibilidades de padecer la enfermedad en concreto.

Google no ha especificado en su blog si continuarán verificando perfiles de enfermedades, o si ha sido algo puntual. No obstante, todo apunta a que se inclinarán más por esta última opción, la de verificar la información de todas aquellas enfermedades que muestran en sus búsquedas.