Guía de introducción al Bitcoin: todo lo que necesitas saber

Guía de introducción al Bitcoin: todo lo que necesitas saber

Con esta guía básica podrás aprender a usar Bitcoin, cómo invertir en la moneda virtual y qué detalles deberías tener en cuenta.

El Bitcoin lo está partiendo y todo el mundo quiere invertir en él, pero puede llegar a ser un proceso no muy sencillo. Hoy, ha pasado a los 19 600 dólares. El 1 de enero de este mismo año valía 908,9 dólares. Por lo tanto, ha multiplicado su valor por 21.

Qué es el Bitcoin

El Bitcoin es una criptomoneda (de hecho, es ‘la criptomoneda’, pues fue la primera). Es decir, que es una moneda virtual (no existe físicamente). Se caracteriza por ser anónima y descentralizada. En un momento surgió como un método de intercambio, sin ninguna intención de especular con ella, pero el interés en la misma ha ido subiendo hasta convertirse en el monstruo que actualmente es: un Bitcoin ha pasado de valer unos pocos céntimos a valer 19 600 dólares, su tope, al menos mientras escribo estas líneas.

aprender a usar Bitcoin

Hay gente que se ha hecho ridículamente rico gracias a ella (simplemente con meter 100 euros cuando apenas valía unos céntimos es suficiente como para ser multimillonario a día de hoy). No obstante, cuanto más tiempo pasa, más difícil es ganar por el hardware necesario para minar (crear Bitcoin) y por el valor de un BTC.

El comienzo: qué es un monedero

El monedero es lo más importante. Es, literalmente, donde guardaremos nuestros Bitcoin. Es como nuestra cuenta bancaria. Ahí podemos tanto realizar transferencias (con una clave privada) como recibir transferencias (con una clave pública), como si tuviéramos una tarjeta de débito. El monedero puede ser físico, como un papel, o virtual.

Comenzaremos por la creación de un monedero virtual, que es lo más común. Hay muchas aplicaciones y páginas que nos ofrecen todo lo necesario para ello. Coinbase es una de ellas. De hecho, es una de las más recomendadas dada su trayectoria: es muy fiable y seria.

También podemos elegir cualquier otro portal o aplicación. No obstante, debemos consultar antes de usar uno u otro, como cuando vamos a comprar en una tienda online que no conocemos (ahí es donde vamos a meter nuestros Bitcoin, por lo que debemos estar seguros que es de fiar).

Bitcoin

Si vamos a realizar grandes inversiones, es recomendable que no pongamos todo en el mismo monedero, pues, de perderlo, perderíamos todo. Pueden darse varias circunstancias en las que perdamos un monedero, como por ejemplo que olvides su contraseña. También pueden ser hackeados. Si tenemos 5 monederos en 5 plataformas distintas, es improbable que perdamos todo. Si ocurre algo en cualquiera de esos 5 monederos, solamente perderemos 1/5 parte de lo invertido.

Cómo abrir un monedero

Al lío: abrir un monedero virtual es tan sencillo como abrirse una cuenta en Facebook. Nos serán solicitados una serie de datos, como nuestro nombre, apellidos, etcétera). En esta plataforma, además, como es todo muy sencillo (está pensado para ello), una vez nos registremos, no tenemos más nada que hacer para tener un monedero disponible para usar, pues se creará de forma automática.

No obstante, podemos crea cuantas queramos. Desde ahí podremos conseguir nuestra dirección (será lo homólogo al IBAN de nuestra cuenta bancaria), justamente desde el botón Obtener la dirección de bitcoin. Será un código alfanumérico de 34 dígitos de longitud, tipo ‘ 1HHMQaCvq8mcf2qV8b8KbzZbq11V4XQoj’.

De este modo, podremos usar tanto la dirección alfanumérica como el código QR para recibir Bitcoin. También veremos un código QR, como el que vemos arriba. Es decir, que podemos imprimir el código QR, por ejemplo, distribuirlo por ahí, y cualquier que lo vea y escanee con su monedero, podrá transferirnos dinero.

Cómo conseguir Bitcoin

Los Bitcoin los podemos conseguir de tres formas: cambiando euros, dólares, o la moneda que usemos, a Bitcoin (esto se llama comprar Bitcoin, literalmente); recibiendo Bitcoin mediante transferencia de otra persona (con la dirección de nuestro monedero); y, por último, minando.

En Coinbase, en concreto, podremos comprar, recibir, guardar y enviar Bitcoin. Es decir, que también podemos usarlo como exchanger al mismo tiempo que como monedero (exchanger es donde cambiamos de euros/dólares a la criptomoneda que queramos, Bitcoin, en este caso, o viceversa).

La interfaz de Coinbase es muy sencilla y no tiene pérdida. Como decimos, podemos volver a vender nuestros Bitcoin a euros, realizar una transferencia a otra persona, o recibir Bitcoin.

Minar ya es algo más complicado, sobre todo entender el concepto: minar es crear Bitcoin realizando una serie de cálculos. Pones a tu ordenador a trabajar ‘por la causa Bitcoin’ y como recompensa recibes un número determinado de Bitcoin. Puedes minar solo, lo cual a día de hoy es muy complicado, o minar en grupo (los llamados ‘mining pools‘), repartiéndose la recompensa entre todos, pero no de forma equitativa, sino en función de lo que has aportado.

Minar es colaborar con la red a cambio de Bitcoin

La recompensa cada vez es menor. Esto es lo que se conoce como halving: cada 210 000 bloques resueltos, la recompensa pasa a ser la mitad. Se comenzó por 50 BTC (lo que a día de hoy tendría un valor de 900 000 dólares); luego se pasó a 25 BTC; y ahora mismo la recompensa es de 12,5 BTC. La próxima vez que cambie (a 6,25 Bitcoin, en este caso) será el 10 de junio de 2020. La última vez que se reparta un BTC como recompensa será en 2140, aproximadamente.

Cada diez minutos se firma un bloque, más o menos

¿Cuáles son los cálculos que hay que realizar? El Blockchain, la tecnología base del Bitcoin, necesita certificarlo todo y cifrarlo. Para ello, se necesitan tres cosas: la firma del bloque anterior, la lista de las nuevas transacciones y un número desconocido. Los mineros van probando combinaciones, y cada vez que se da con la correcta, se premia a quien ha acertado.

¿Es rentable minar a día de hoy?

Como decimos, la recompensa se ha divido a la mitad dos veces, por lo que está en 6,25 BTC. Actualmente, son muchas las empresas que han invertido cantidades millonarias de dinero en equipos capaces de realizar cálculos miles de veces más rápidos que tu ordenador.

Y ya no solo tenemos que tener en cuenta la posibilidad de salir premiados, sino que debe haber una inversión inicial (que no es despreciable) y un consumo eléctrico impresionante. De hecho, se calcula que no es rentable el minado de Bitcoin mediante ordenadores tradicionales a partir de 2013, cuando comenzaron a usarse ASIC para ello, un tipo de circuitos.

Veamos un ejemplo: paga ganar solamente 1 euro al día necesitamos una potencia de 4 TH/s (lo que se conoce como hashrate). Para ello, necesitaremos una inversión inicial de 1350 dólares, aproximadamente. Aun sin descontar los gastos de luz e Internet, tardaríamos en recuperar lo invertido casi 4 años completos sin contar con que las piezas fallen.

¿Cómo puedo minar?

Si aún así crees que puedes entrar en el maravilloso mundo de la minería, puedes hacerlo. Lo primero que necesitas es un programa de minado. Hay muchos y para muchas plataformas. Si estás en Windows, te recomiendo GUI Miner, pues posiblemente sea el más sencillo. Desde ahí podremos minar tanto en solitario como en un grupo minero (pool).

Para unirnos a un grupo minero, primero tendremos que encontrar uno. Tenemos muchas listas. Encontrado el que más acorde nos parezca, nos registramos, iniciamos sesión en GUI Miner y nos ponemos a minar (y a esperar a ver si ganamos algo).

¿Tengo que declarar las ganacias?

Ni España ni la Unión Europea se han pronunciado para regular el Bitcoin ni ninguna otra criptomoneda (sí que han indicado cómo declarar las ganancias, por supuesto). No obstante, están en ello. Pero mientras, no te salvarás de declarar lo que has ganado y, por lo tanto, de pagar los impuestos pertinentes. Pero solamente tienes que declarar lo que vendes (es decir, cuando lo cambias a euros o a dólares), lo que se considera como hecho imponible.

Si tu compras 2 Bitcoin a 19 6000 dólares, no tienes que declarar nada. Ahora, si al día siguiente vendes cada uno de ellos por 30 000, tienes una plusvalía de a 10 400 por cada BTC, 20 800 dólares en total. Esa plusvalía es la que tienes que declarar. Pero solo si vendes. Si compras en un ejercicio fiscal, y vendes en otro, solo tienes que declarar en el año fiscal que hayas vendido.

El Bitcoin se declara como ganancia patrimonial

Se declaran en la declaración de la renta, y, si nos toca hacerla, debemos declarar hasta el primer céntimo. Si por el contrario, aún no tenemos que hacerla (por ejemplo, porque nunca hemos trabajado), no debemos declararlos hasta alcanzar ganancias de 6000 euros. A partir de ahí, se paga un 19%. A partir de 26 000 euros, se paga un 21%. Por último, a partir de 50 000 euros, se paga un 23%.

Borrador de Renta Web

Las monedas virtuales tienen la misma fiscalidad que una acción de bolsa, por lo que incluso podemos perder las pérdidas con estos otros mercados.

¿Los mineros también tenemos que pagar?

Eso sí, si te dedicas a la minería, tendrás que darte de alta en el  Impuesto de Actividades Económicas (IAE) en el epígrafe 831.9 de la sección 1 y hacerte autónomo. En este último caso, las franjas de IRPF son distintas: de ganancias de 0 a 12 449 se paga un 19%; de 12 450 a 20 199 un 24; desde 20 200 a 35 199 un 30%; de 35 200 a 60 000 un 37%; y con ganancias de más de 60 000 un 45%.