Máquinas expendedoras de coches: la loca idea del gigante chino Alibaba

Máquinas expendedoras de coches: la loca idea del gigante chino Alibaba

Alibaba, el gigante del comercio electrónico chino casi por antonomasia, ha anunciado que abrirá máquinas expendedoras de coches.
En:

Alibaba, el portal chino líder en ventas online junto con Aliexpress (más bien, por detrás es de este último), quiere que, cuando vayas a comprar tu próximo coche, lo hagas sin comerciales de por medio y, lo mejor de todo, que lo adquieras en una máquina expendedora, como las que encuentras en muchas tiendas, y en la que puedes comprar chocolatinas o botellas de agua.

Por ahora, el proyecto comenzará en China, el país natal del portal de comercio electrónico, pero se ha previsto con vistas a expandirse en un futuro a otros países. Se hizo público hace unos días, cuando desvelaron una nueva relación comercial con Ford para incluir en su catálogo vehículos eléctricos de la firma estadounidense en la república china, avanzando que lo harían mediante una máquina expendedora (sin más).

Ahora, conocemos nuevos detalles. Efectivamente, Alibaba se refería a una máquina expendedora como las que nos imaginamos, solo que algo más grande y con coches en su interior. Las pruebas que pondrán en marcha el proyecto comenzarán en las regiones de Shanghai y Nanjing, y ambas comenzarán en enero de 2018. A corto plazo, antes de que finalice 2018, planean abrir docenas más de estas máquinas por toda China.

Máquinas expendedoras de vehículos, la locura

La idea parece una locura, y, de hecho, lo es, pero parece que va en serio y la compañía lo está llevando a cabo. De hecho, han realizado incluso un vídeo promocional donde explican cómo funcionará. En él, vemos a alguien eligiendo su coche mediante una aplicación móvil. Lo podemos elegir todo, dentro de las opciones, claro.

No solamente se venderían Ford, también otras marcas

Luego, podemos acceder a la máquina expendedora mediante reconocimiento facial (el reconocimiento facial no es nada nuevo en China) y realizar una prueba del vehículo durante tres días. Cuando se acabe la prueba, podremos solicitar otra o directamente comprar el vehículo desde la aplicación oficial.

Se desconoce, no obstante, los detalles más importantes: cómo se controlará todo para que usuario no pueda robar el vehículo (en España, igual que en otros muchos países, no sabemos ni siquiera cuidar un servicio de bicicletas públicas gratuitas, como para hacerlo con un coche que no es nuestro) o que pasaría en un caso más cotidiano en el que el cliente tuviera un roce o incluso un accidente.

Además, la propia Alibaba será quien también realizará la financiación de los vehículos vendidos. Este se realizaría antes incluso de la prueba. Es decir, que si el estudio financiero no sale favorable, no se podrá realizar la prueba de tres días del vehículo.