Barcelona migrará al software libre, abandonando a Microsoft

Barcelona migrará al software libre, abandonando a Microsoft

La migración a software libre del ayuntamiento de Barcelona ha sido presentada como un nuevo Plan Digital que afectará a los trabajadores.

La migración a software libre del ayuntamiento de Barcelona no será la primera; pero si que será una de las más importantes del panorama actual.

Es fácil asociar “ordenador” con Microsoft. No en vano, el dominio que los de Redmond tienen sobre el sector es casi absoluto; ya sea con su sistema operativo Windows o con sus programas como la suite ofimática Office.

Pese a este dominio, una pequeña aldea resiste, hoy y siempre, llamada “software libre”. Puede que te suene el ejemplo más famoso de software libre, Linux; pero la verdad es que ahora mismo estés usando software libre y no te des cuenta.

El software libre, una alternativa por la que es difícil apostar

Ahora Francesca Bria, la Comisionada de Tecnología e Innovación Digital de Barcelona, ha hablado en El País de los planes para reducir el uso de programas de Microsoft en el Ayuntamiento. En vez de eso, se centrarán en el software libre.

El software libre es aquel que puede ser copiado y modificado sin restricciones; y aunque el software libre suele ser gratuito, se basa más en la idea de libertad que en el gasto monetario que conlleva.

Suena bonito, pero la realidad es que, como hemos comentado antes, Microsoft es la dominante; y este dominio sólo fomenta que se usen más sus programas frente a los de la competencia. Tradicionalmente, si ibas a trabajar con alguien que usaba Office, tenías que comprar una licencia para poder abrir los mismos archivos, por ejemplo.

Barcelona apuesta por el open source, pero seguirá usando Windows

Hay ejemplos contados de organizaciones que han intentado ir a contracorriente. Y ahora el ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que se suma a esta resistencia, con su nuevo Plan Digital.

El plan tiene varias etapas, y empezará por cambiar los programas que los funcionarios usan en el consistorio. Por ejemplo, cambiar el navegador a Firefox, o buscar alternativas ofimáticas como OpenOffice. Migrar los servidores Exchange a Open-Xchange, y abandonar Outlook.

Sin embargo, inicialmente los ordenadores seguirán usando Windows; sólo se cambiarán las aplicaciones instaladas en los sistemas. El ayuntamiento probablemente ha tomado esta decisión después de analizar migraciones semejantes.

Uno de los ejemplos más famosos, por ejemplo, es el del ayuntamiento de Munich. Después de años invirtiendo en software libre y Linux, se anunció un cambio completo a sistemas Windows que costará 80 millones de euros. Y es que una migración a Linux no es nada sencilla; no solo en el aspecto técnico, sino por la necesidad de volver a entrenar a los trabajadores.

La migración a software libre del ayuntamiento de Barcelona será muy ambiciosa

Muchos han fallado en su migración a Linux por estas razones. Por eso, el ayuntamiento de Barcelona sólo se lo plantea como un “objetivo de futuro”. La idea sería saltar a un sistema como Ubuntu, la distro Linux de escritorio más popular; unos mil ordenadores del ayuntamiento ya ejecutan este sistema como parte de un programa piloto.

Este será un proyecto importante para este consistorio, después de haber sido criticado el año pasado por haber gastado 4.5 millones en software de Microsoft mientras prometía software libre. Además, se vio obligado a pagar 870.000 € por el uso de software pirata de Novell.

Ahora, se calcula que el 70% del presupuesto en informática de aquí a fin de mandato (en mayo de 2019) se invertirá en software libre.

En este presupuesto se incluye la contratación de 65 informáticos, para llegar a los 300 trabajadores; se dará prioridad a las empresas locales para dirigir y conseguir una migración exitosa. Este puede ser uno de los proyectos más ambiciosos del consistorio actual, sin duda alguna.