Cuidado con las gráficas RX 560 de AMD, no todas son iguales aunque tengan el mismo nombre

Cuidado con las gráficas RX 560 de AMD, no todas son iguales aunque tengan el mismo nombre

La existencia de una RX 560 menos potente, pero con el mismo nombre, ha levantado toda una polémica que apunta a las prácticas de AMD.

Comprar una nueva tarjeta gráfica no es una tarea complicada si sabes lo que haces; en general, te tienes que fijar en los números de los modelos, como por ejemplo, GTX 1070 de Nvidia.

Los primeros números representan la generación; el 10 es la última generación hasta el momento de gráficas Nvidia. Los últimos números representan dónde se sitúa el modelo respecto a sus hermanos de generación; el 70 significa que es más lenta que la 1080, pero más rápida que la 1060.

Cada fabricante tiene su propia nomenclatura y sus propios añadidos, pero en general funciona igual. Así que, si te compras una RX 560 de AMD, sabes que tendrás una gráfica de gama media/baja a un precio muy competitivo.

Cuando la RX 560 debutó, la propia AMD presumió de que suponía un gran salto respecto a la RX 460; las dos unidades de computación adicionales, con 128 stream processors más. Suficiente para jugar a títulos actuales a 1080, y una mejora notable respecto a su antecesora, la RX 460 ¿verdad? Pues resulta que no.

Una RX 560 menos potente supone la diferencia entre poder jugar y no

Ahora se ha descubierto que desde hace unos meses algunas RX 560 son en realidad RX 460 renombradas; es decir, que tienen sólo 14 unidades de computación por las 16 de la RX 560 “de verdad”. No suena a mucho, pero eso supone una diferencia de 128 stream processors que se traduce en la pérdida de muchos frames por segundo; y en un modelo barato como este (unos 100 dólares) esa es la diferencia entre poder jugar o no.

Esto no es tan raro como suena; cuando nace una nueva generación de GPUs, la anterior no se descarta, sino que se sigue vendiendo con un nombre diferente y un precio inferior. De hecho, en China ya se vende un modelo semejante, la RX 560D, que se diferencia claramente por la “D”.

Sin embargo, comprar una RX 560 normal y corriente es como jugar a la lotería, no sabes qué te va a salir. Puede que te salga el modelo nuevo, más capaz; o puede que te salga una RX 460, con la única diferencia de una frecuencia algo mayor.

Sólo rebuscando en el número de serie impreso en la caja de la gráfica podemos encontrar pistas de que se trata el modelo inferior. Teniendo en cuenta la gran diferencia en rendimiento que hay entre ambos modelos, llamarlos a ambos “RX 560” no tiene mucho sentido; y muchos compradores lo consideran engañoso.

AMD responde ante las acusaciones

AMD ha salido al paso de estas quejas, y ha pedido perdón por la confusión. En efecto, este modelo inferior de RX 560 es oficial de AMD (no es el trabajo de un fabricante como Powercolor o Sapphire, como se creía al principio); existe para ofrecer más opciones en el mercado, pero ni los fabricantes ni las tiendas online la están vendiendo como tal.

Da la sensación de que esta es una polémica que se podría haber evitado muy fácilmente; ya sea creando un nuevo nombre como RX 555, o añadiendo una D como el modelo chino. No es algo nuevo precisamente.

AMD promete que está trabajando para cambias las descripciones de producto y los nombres para evitar confusiones; pero mientras tanto, deberías tener mucho cuidado al comprar una gráfica con ese nombre.