¿Qué significa que Uber sea una empresa de transporte? ¿Cómo nos afectará?

¿Qué significa que Uber sea una empresa de transporte? ¿Cómo nos afectará?

Uber es una empresa de transporte, no es un intermediario. La compañía estadounidense pierde esta batalla en Europa
En:

Según la Unión Europea, la excusa de Uber de ser un intermediario no vale: son una compañía de transporte. Esto cambia por completo las reglas del juego, aunque no varía demasiado la situación en nuestro país.

Uber acaba de salir de una situación algo complicada. La compañía a cargo de Dara Khosrowshahi ha pasado por unos tiempos turbulentos, pero ahora está consiguiendo estabilizarse, todo a los mandos de su nuevo CEO. Mareas tranquilas para una compañía que ha revolucionado el mundo del taxi, y nuestra manera de movernos en la ciudad.

Pero las aguas se acaban de revolver aún más para la compañía, y la causa está en nuestro país. Después de batallar en los juzgados españoles, y de saltar a los europeos, la justicia de la Unión Europea dictamina que Uber es una empresa de transporte. Se va a pique su defensa como compañía que hace de intermediario entre usuarios y conductores.

Para la Unión Europea, Uber es una compañía de transporte

Todo comenzó con la demanda de los taxistas de Barcelona a Uber. Según El País, el juzgado encargado del caso decidió realizar una consulta al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para que se pronunciara al respecto. Y esta sentencia europea es tajante: Uber es una compañía de transportes, y por lo tanto debe regirse por sus reglas.

La defensa de la compañía hasta ahora es que su aplicación es un mero intermediario entre usuarios que buscan un viaje y conductores que los realizan. Es decir, se han establecido como una “plataforma digital” ante la justicia, no como un proveedor. Esta sentencia desbarata esta defensa dictaminando que son una compañía de transporte. Todo lo contrario de su posición oficial, y lo que llevan años denunciando varios sectores.

Merece la pena destacar que esta sentencia no resuelve el caso; eso es responsabilidad de los juzgados ordinarios. Pero el juzgado tiene que emitir sentencia aplicando lo que ha dictaminado el tribunal europeo. Y cualquier otro juzgado y caso, porque este caso acaba de establecer jurisprudencia. Por lo tanto, Uber lo tendrá más complicado a partir de ahora para defenderse.

Uber da el servicio, no es un mero intermediario

Esto también dictamina que el servicio no podrá ser ofrecido por particulares en ningún caso. Algo que afecta a UberPOP, uno de los servicios de Uber que permite que conductores particulares presten servicio en la plataforma. Al estar prestado por particulares y fuera de la regulación, con esta sentencia quedan prohibido en la Unión Europea.

Uber tendrá que adaptarse a la legislación de transporte de cada país. Y aquí es donde está una de las claves. El tribunal europeo determina que es una compañía de transportes, pero cada estado miembro tiene la responsabilidad de aplicar la legislación. Así que es cosa de España dentro de nuestras fronteras.

Airbnb y Deliveroo, también en la diana

Puede que Uber no pierda mucho con esto, pero otras tantas compañías con modelos similares podrían tener mucho que perder. Aunque la Unión ya haya especificado que es necesario analizar cada caso por separado, plataformas como Deliveroo o Glovo funcionan de manera muy similar a UberPOP. Este caso podría tener desenlaces similares hacia ellos: sentencias que les fuercen a cambiar su forma de funcionar.

Otras compañías como Airbnb o Blablacar también podrían estar afectadas en cierta forma, aunque parece menos probable. Airbnb y Blablacar son servicios donde los particulares no son trabajadores claros de la compañía, donde la plataforma no pone precio y tampoco el horario. Deliveroo, Globo, Uber o Cabify sí cumplen estas condiciones.

Ojo: en España no veremos grandes cambios

Aunque el sector del Taxi lo vea como una gran victoria, en realidad esto no cambia mucho. En España Uber y Cabify ya se habían adaptado a la regulación vigente. Los conductores de Uber y Cabify actúan bajo licencias VTC, es decir, actúan bajo la legalidad. No hay nada que prohibir en el funcionamiento actual de ambas compañías.

Donde sí podríamos ver grandes cambios es en la relación entre Uber y sus empleados. Hasta ahora eran autónomos apartados de la compañía, gracias al sistema de licencias VTC. Según El Español, los autónomos actuales podrían reivindicar que son empleados de Uber en realidad. Algo que les podría obligar a responsabilizarse de sus conductores.

Lo que sí marca esta decisión en España es la muerte definitiva de UberPOP. Aunque ya fuese prohibido por la justicia española, una sentencia favorable hubiera supuesto que Uber pudiera recuperar este servicio. La sentencia actual termina de eliminar la posibilidad de que vuelva, en nuestro país y en toda Europa.

Pero para los usuarios, y de momento, esta sentencia no significa nada. Podemos seguir pidiendo transporte con servicios como Uber o Cabify como lo hemos hecho hasta ahora, y el servicio seguirá transcurriendo de la misma manera. Las consecuencias de esta sentencia podrían ser más a largo plazo.